Publicado Viernes, 08-05-09 a las 03:38
La nueva Ley de Educación Catalana (LEC), que blinda la escuela de esta Comunidad en lengua y contenidos, superó ayer su último trámite antes de ser aprobada en el Parlament, probablemente en junio si PP y C's no la recurren.
La comisión de educación, celebrada ayer y en la que se validó el último redactado, estuvo cargada de reproches y acusaciones no sólo entre las fuerzas del tripartito y la oposición, sino también entre los socios del triunvirato catalán.
El texto salió refrendado por una amplia mayoría (un 78% de apoyo). CiU y ERC retiraron las enmiendas, mientras que ICV mantuvo una treintena, PPC 389 y C's 3. Todas fueron rechazadas. ICV, que ha quedado al margen del acuerdo de la ley, fraguado entre PSC, CiU y ERC, arremetió contra sus socios de tripartito y les acusó de haber pactado con CiU una ley «de alta carga ideológica» alejada del debate social. PPC y C's criticaron, por su parte, la intención oculta de la normativa.
Rafael López, diputado del PPC, afirmó que el texto se ha pactado en la Consejería de Educación y no en el Parlament y se ha cerrado con prisas porque «necesitaban instrumentos para construir nacionalmente Cataluña desde la escuela». C's, por su parte, denunció que la LEC «es una ley infectada de racismo cultural» que nace para blindar la inmersión lingüística.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...