Valoración:
Javier Álvarez publica mañana día 5 su nuevo álbum con poemas de Pablo Guerrero. Dos cantautores, dos generaciones, unidas en un delicioso álbum
Guerrero Álvarez: un dúo más que dinámico
Javier Álvarez y Pablo Guerrero /ABC
Actualizado Lunes, 04-05-09 a las 12:14
Sin duda forman una extraña pareja. Les separa alguna que otra generación, pero les une su pasión y su entrega a la causa de la buena música y la buena letra. Son Pablo Guerrero y Javier Álvarez o, “Guerrero Álvarez”, nombre con él que Javier ha firmado su nuevo álbum, que se publica el próximo día 5. Y se han marcado un precioso disco más o menos a pachas, en comandita, al alimón, como ustedes prefieran. El señor Guerrero ha puesto de su parte las letras, sus siempre hermosos poemas. Y el señor Álvarez ha puesto de la suya las músicas, originales, personales y radicalmente intransferibles, como es habitual norma de la casa. El resultado es un disco sorprendente, un torrente de imaginación, una rara pero brillantísima perla.
Tener delante a Pablo Guerrero es tener delante a un venerabilísimo patriarca de la canción española, poeta, juglar de su tierra extremeña, trovador universal. “Este disco –afirma - nació de una forma bastante casual, porque sin duda, el el azar y la casualidad juegan mucho en la música”. Charlar con Javier Álvarez es hablar, claro, de su nuevo álbum: “Es el más yo de todos, es un disco de Javier Álvarez de cabo a rabo, aunque con letras de Pablo. Es también un disco bisagra para mí y para la música en general, aunque pueda parecer arrogante, porque creo que es un disco que abre puertas, porque es una reivindicación de que las cosas pueden hacerse de otra manera, desde otro prisma a como se han venido haciendo”.

Confianza y respeto“Guerrero Álvarez” es un proyecto que nace de la confianza, y el respeto mutuo que ambos músicos se profesan. “Me lo planteó Javier y me hizo mucha ilusión, y nada más colgar el teléfono me puse a trabajar –continúa Guerrero-. He confiado en él y me he olvidado de mis letras, que ya no son mías, son totalmente suyas. Ha hecho un disco muy bonito, muy valiente y muy rupturista”. Palabras las de Pablo (“el Leonard Cohen español, sin ningún tipo de duda, ni exageración”, destaca Álvarez) que Javier corrobora: “El desarrollo del proceso creativo de este disco fue absolutamente natural. Le dije a Pablo que me gustaría musicar un poema suyo, y a los tres días llegaron estos once poemas que me ha regalado, que como los de toda su discografía son como un recorrido por la playa, un remanso de paz y de poesía”. Extraña pareja, tal vez, pero amor y flechazo a primera vista: “Nos encontramos en un café para que me diera los poemas, leí el primero y me quedé flipado, e inmediatamente me fui corriendo a casa, saqué la guitarra y compuse la canción de arriba abajo, como tocado por los dioses. Y le llamé por teléfono y no se la canté de milagro, pero sí le dije, Pablo, 1-0”.
Con Javier Álvarez se habla de su disco (que se presenta el día 7 en la madrileña sala Galileo Galilei), ya ha quedado claro, pero también de la vida (“no entiendo la música sin retos, como algo fácil, porque tampoco entiendo la vida así, la vida es cualquier cosa menos fácil”), pero es también dejar que en la conversación fluyan hombres y nombres: Bruce Springsteen y Pete Seeger, Stevie Wonder, los Ramones, los Sex Pistols, los Clash, Abba, la Familia Carter, Al Bano, Nacy Sinatra (de la que hace una versión muy sui géneris de su conocidísima These boots was made for walking”), Bowie, T. Rex… sin duda porque el autor de “La edad del porvenir” es de lo que piensan (y practican) que “estar abierto siempre es recomendabilísimo, y reconocer todas tus influencias también, porque tiene que ver con la humildad, que es algo muy importante en un músico. Todos aprendemos de todos, yo soy lo que aprendo y lo que escucho”.
El proyecto de Javier y Pablo no es, desgraciadamente, habitual en la canción española, que vive tan solo y como mucho de duetos y ligeros cameos musicales. Asignatura pendiente tenemos, pues. “Aquí –explica Javier Álvarez- somos muy tiquismiquis con nosotros mismos y con los compañeros y hablo por mí. Además, creo que aún vivimos muy desvinculados de nuestro pasado y de nuestra memoria. A mí, por ejemplo, me gustaría saber más copla y hacerle un homenaje a la copla, y saber más zarzuela. España es una país musicalmente muy rico y, sin embargo, siempre hemos estado intentando ser como otros, hacer pop y rock, y yo el primero. Pero, últimamente, creo que de algún modo a mí también se me está pegando lo español y lo mediterráneo”.
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Comentarios:
Más noticias sobre...