Medvédev arremete contra la OTAN por su plan de maniobras en Georgia
En la imagen, Dmitri Medvédev./ Afp
Actualizado Viernes, 17-04-09 a las 20:34
Apenas había empezado el deshielo en las difíciles relaciones entre Rusia y la OTAN cuando el anuncio de que los ejércitos aliados efectuarán en mayo unas maniobras militares en Georgia amenaza con echar todo al traste. El presidente ruso, Dmitri Medvédev, ha manifestado indignado, durante una comparecencia en el Kremlin, que la decisión de realizar los ejercicios es “miope y peligrosa”, además de que, ha subrayado, “amenaza con complicar las cosas”. Medvédev ha alertado de que su país vigilará “con la máxima atención lo que ocurra durante esas maniobras y, en caso necesario, tomaremos las medidas pertinentes”.
“Cuando un bloque militar lleva a cabo ejercicios en zonas en donde hace muy poco tiempo hubo un alto nivel de tensión y en donde la situación continúa aún difícil, surge el peligro de todo tipo de complicaciones”, ha advertido. Según sus palabras, tal tipo de iniciativas “no contribuyen al restablecimiento de los contactos entre Rusia y la OTAN”. Medvédev ha afirmado que tales “demostraciones de fuerza” son tan peligrosas en la proximidad de una región recién tocada por un conflicto armado como si tuviesen lugar en “Oriente Próximo o cerca de Corea del Norte”.
El presidente ruso, sin embargo, no ha hecho ninguna referencia a las maniobras que desde hace unos días lleva a cabo el Ejército ruso en el Cáucaso Norte y en Abjasia, república autónoma que formó parte de Georgia y cuya independencia Moscú reconoció el pasado mes de agosto junto con la de Osetia del Sur. Los dos enclaves georgianos se encuentran actualmente bajo ocupación rusa.
"Revanchismo" político
El ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, explicó ayer que los ejercicios militares del Ejército ruso en la zona constituyen una “advertencia” al presidente georgiano, Mijaíl Saakashvili, al que acusó de “revanchismo” por abrigar planes de recuperar militarmente Abjasia y Osetia del Sur. Por eso, estima Lavrov, “hay que evitar dar pasos que infundan otra vez al régimen georgiano el sentimiento de impunidad y de que todo está permitido”. Dmitri Rogozin, el representante ruso ante la Alianza, dijo también el jueves que las maniobras previstas en Georgia son una “provocación” y exigió en Bruselas que sean “canceladas o aplazadas”.
Los ejercicios de la OTAN denominados 'Cooperative Longbow 09', previstos ya desde el año pasado, comenzarán el próximo 6 de mayo a unos veinte kilómetros al este de Tiflis, la capital georgiana, y se prolongarán hasta el 1 de junio. El operativo estará bajo el mando del jefe del cuartel general aliado en Madrid, el teniente general Cayetano Miró Valls. Participarán más de mil militares procedentes de 19 países, entre ellos España. Se trata de un simulacro de operación bajo mandato de la ONU. Georgia, al igual que Ucrania, lleva tiempo llamando a la puerta de la Alianza, pero, por el momento, lo único que han conseguido es un estatus especial en el marco de una comisión bilateral.
La invasión por parte de las tropas rusas de Osetia del Sur, Abjasia y otras zonas dentro del territorio georgiano, el pasado mes de agosto, provocó serias fricciones entre Moscú y Occidente. La OTAN envío navíos al Mar Negro, lo que desde Moscú se vio como una amenaza a la seguridad de Rusia. El Kremlin, en donde parecen haber olvidado los métodos que emplearon en Chechenia, responsabilizan del conflicto a Georgia por intentar recuperar Osetia del Sur mediante el uso de la fuerza.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...