El Grupo de Homicidios de la Guardia Civil continúa trabajando con el fin de esclarecer la trágica muerte a tiros de Rocío, la menor de diecisiete años asesinada el pasado sábado en la localidad de Alfaz del Pi (Alicante). La juez encargada del caso tiene prevista una nueva reconstrucción de los hechos con la madre de la chica. La tercera.
La titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Benidorm ya procedió a una primera reconstrucción de los hechos el pasado martes con la mujer de la limpieza. Al día siguiente, la instructora y la Policía Judicial se encargaron de una segunda reconstrucción en presencia del hermano de la víctima, de 22 años, sobre cuya posible implicación en el caso se ha especulado en los últimos días.
Para ello, fueron repasando paso a paso, y durante cuarenta y cinco minutos, cada una de las acciones en los lugares donde sucedieron los hechos. Las labores de investigación transcurrieron tanto en el interior de la vivienda como en el patio exterior, para finalizar en el todoterreno negro del joven, una de las pistas que más ha dado que hablar en los últimos días.
El entorno familiar
Hasta el momento, la juez ha centrado sus pesquisas en el entorno de la joven, una vez descartados el robo y el ajuste de cuentas. Las principales líneas de investigación apuntan al círculo familiar y afectivo de Rocío, y no se descarta que pueda tratarse de un caso de violencia machista.
Los hechos ocurrieron en el chalé familiar, entre las 9 y las 12 horas del pasado sábado. Antes del mediodía, la madre de Rocío fue alertada por la empleada doméstica, al ver que la menor no respondía a sus llamadas ni le abría la puerta de su habitación.
La joven estaba aún viva y había recibido dos disparos, uno en el hombro y otro en la cabeza. Fue trasladada por su hermano al hospital de Villajoyosa, donde ingresó cadáver. En un principio se pensó en un robo por el desorden de la casa, pero la hipótesis quedó rápidamente descartada al comprobarse que la puerta del domicilio no había sido forzada. La investigación empezó a estrecharse sobre el núcleo más cercano de Rocío, especialmente familiares y amigos, sin descartarse un posible móvil pasional.
En la tarde del mismo día del crimen la Guardia Civil realizó diversos interrogatorios, incluido el del novio de la joven. Por otra parte, el arma homicida -una escopeta que su padre guardaba en su domicilio- todavía no ha aparecido. Una de las pistas principales continúa siendo un coche granate de pequeño tamaño que fue avistado por algunos testigos al salir de la zona a gran velocidad.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...