El impacto de la crisis económica y el asentamiento de los inmigrantes en la región madrileña han provocado que las remesas remitidas por éstos a sus países de origen descendieran ligeramente un 4% en 2008. Así, de los 2.020 millones de 2007 se han convertido en los 1.939 millones del último ejercicio, lo que se traduce en 81 millones menos.
Con todo, la cifra no es en absoluto desdeñable, ya que equivale a 5,3 millones al día, lo que demuestra la gran capacidad de ahorro existente en el millón largo de residentes extranjeros en la región (1.100.000). Así lo revela el estudio de Remesas desde la Comunidad de Madrid, realizado por Íñigo Moré y presentado ayer por el consejero de Inmigración, Javier Fernández-Lasquetty.
La situación se puede resumir de este modo: mandan menos dinero (3.397 por cabeza de media al año, o 397 euros cada vez), con menor frecuencia (unas 8,5 veces por año frente a las 9 de 2007) y un menor número de personas (el 67%, frente al 78%, un 11% menos).
Iberoamérica sigue siendo la primera región receptora, con el 50% del total de los ahorros transferidos; es decir, 958 millones de euros. Con todo, esto supone un 15% menos que en 2007, 1.131 millones. El descenso en el dinero remitido a Iberoamérica ha hecho bajar a la Comunidad de Madrid un puesto, en relación al ejercicio de 2007. Así, ha pasado a ser la octava región del mundo, por detrás de siete estados norteamericanos (California, Texas, Nueva York, Florida, Illinois, Nueva Jersey y Georgia). No obstante, en Europa Madrid es la primera región europea en cantidades transferidas, con 665,8 millones, el 25,6% del total. Dentro de ella, Rumanía, con 326 millones se convierte en el primer país receptor.
Fuerte impacto en el PIB
El impacto económico de este dinero es fundamental. Así, en Sudamérica, Ecuador equivale al 1,04% de su Producto Interior Bruto (PIB), en Bolivia supone el 1,9% y en Paraguay el 0,83%. En Europa, en Rumanía, asciende al 0.29% del PIB y en Bulgaria, al 9,25%.
El informe asegura que los diez países principales a los que se han remitido remesas son Rumanía, Ecuador, Bolivia, China, Colombia, Perú, Marruecos, Paraguay, Bulgaria y Polonia.
De este modo, Rumanía pasa a ser el primer país receptor, con 325 millones de euros, 22 millones más que 2007 (7,6%) y 157 millones más que hace dos años (93%). Este país desbanca a Ecuador, que baja al segundo puesto, con 322,8 millones de euros, lo que supone una caída del 22,7% , con 418 millones transferidos.
Lasquetty precisó que en estos nacionales, los segundos más antiguos de la región, tras los procedentes de la República Dominicana, se ve reflejado su largo periodo de estancia, la reagrupación familiar y las responsabilidades y obligaciones contraídas en el país de acogida (propiedades, hipotecas, etc).
Colombia también muestra un descenso, al caer un 27,6%, a diferencia de Bolivia, Paraguay, Bulgaria y Polonia que crecen un 3,5; 16,4; 9,20 y 4,20%, respectivamente. La causa es que los oriundos de esos países han sido los últimos en llegar a la región y ahorran para sus familiares que siguen en su lugar de origen, indicó Lasquetty.
Los novedad oriental
Paraguay es el país donde las remesas más han crecido (16%), al pasar del décimo puesto de 2007, con 57, 7 millones, al octavo, con 67,1 millones,
La novedad procede de China, incluida por primera vez en el estudio. Los ciudadanos de este país enviaron el pasado ejercicio 138,7 millones, cantidad que lo sitúa en el cuarto lugar en la lista de países destinatarios, tras Rumania, Ecuador y Bolivia.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...