La Fiscalía ha reconocido que es difícil que prospere la querella contra cuatro ex jefes de las SS
Dos supervivientes españoles relatan el horror de los campos nazis y dicen que «todos los SS mataban»
Ramiro Santistebán y Jesús Tello, a su salida hoy de la Audiencia Nacional / EFE
Actualizado Lunes, 30-03-09 a las 19:56
Los supervivientes españoles Jesús Tello y Ramiro Santesteban han relatado hoy ante el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno "el horror" que vivieron durante los cinco años que estuvieron recluidos en varios campos de concentración nazis y aseguraron que en ellos "todos los SS mataban".
El juez Moreno ha tomado declaración a estas dos personas, que en la actualidad residen en Francia, en el marco de la causa iniciada tras recibir una querella presentada por un grupo de víctimas españolas del holocausto nazi contra cuatro ex jefes de las SS.
En concreto, la querella está dirigida contra los oficiales de las SS Johann Leprich, Anton Tittjung, Josias Kumpf e Iwan Demjanjuk, pertenecientes al denominado grupo Totenkopf- Sturmbann, o "Batallón de la Calavera", y que actuaron entre los años 1942 y 1945 en los campos de concentración de Mauthausen, Sachsenhausen y Flossenberg.
A pesar de no poder reconocer fotográficamente a los querellados, los dos supervivientes señalaron que en los campos de concentración "todos los SS mataban". También indicaron al juez que en los campos de concentración ninguno de los agentes de las SS llevaba su nombre en el uniforme.
Ante estas dificultadas en la identificación de los querellados, los fiscales encargados del caso, Juan Moral y Pedro Martínez, admitieron que es difícil que la causa prospere, según indicaron fuentes jurídicas.
Aún así, los representantes de Ministerio Público han señalado que si las pruebas documentales llegan a ser lo suficientemente sólidas, podrían solicitar una comisión rogatoria a Estados Unidos para tomar declaración a los cuatro ex jefes de las SS.
Los cuatro oficiales de las SS contra los que se dirige la querella consiguieron huir tras la Segunda Guerra Mundial y se instalaron en Estados Unidos, país que les otorgó la nacionalidad. Pero en los últimos años los tribunales les han retirado la nacionalidad estadounidense, lo que facilitaría su traslado a España si finalmente fuese solicitada su extradición.
Los supervivientes, abandonados por EspañaA su salida de los juzgados, Santisteban, que ingresó en Mauthausen a los 17 años y estuvo allí cerca de cinco, ha asegurado que para él es muy "importante", a pesar de la tardanza, que se estén investigando los crímenes cometidos en los campos de concentración nazis. "Es un gran día, nos permite recordar lo sucedido, y honrar a aquellos compañeros que no han tenido la misma suerte", ha indicado.
Este superviviente, que en la actualidad tiene 87 años y que perdió a su padre en los campos de concentración, aseguró que logró escapar de la muerte gracias a "su buena salud" y a que tuvo "muchísima suerte". "Es una suerte que hayamos pasado entre tantos muertos", ha dicho. Por último, Santisteban ha afirmado que "desgraciadamente" los supervivientes de los campos nazis han sido "abandonados por España". "Hemos sido siempre los olvidados y continuamos siéndolo", ha indicado.
Por su parte, Tello, de 85 años, ha señalado que, a pesar de que recordar su estancia en los campos de concentración fue "duro", su declaración ante el juez era "una obligación" para que se conozcan los hechos y "el horror no se reproduzca nunca más". Tello ha criticado a los políticos "que se valen de sus votos para hacer creer que las cámas de gas no han existido. Eso es mentira, que vengan aquí y se lo digo en su cara", ha asegurado visiblemente emocionado.
En la querella se subrayaba que en los campos de concentración nazis fueron recluidas miles de personas, entre las que había numerosos españoles, que fueron objeto de "torturas, maltratos y abusos" y sometidos "a programas de exterminio diseñados por el sistema nacionalsocialista". Según los registros, sólo en el campo de Mauthausen estuvieron prisioneros más de 7.000 españoles, de los cuales murieron más de 4.300.

Enviar a:

¿qué es esto?