Una residencia, dos realidades
Sábado, 21-03-09
POR DAVINIA DELGADO
CÓRDOBA. Siempre que una controversia afecta a un colectivo tan sensible como es el de las personas mayores, la mecha de la polémica resulta difícil de apagar. La residencia del Parque Figueroa hace tiempo que la tiene encendida y, una vez más, han surgido nuevas denuncias que han avivado la chispa.
Más de un centenar de residentes y sus familiares ha presentado ante la Consejería de Igualdad y Bienestar Social una relación de firmas «como protesta y en demanda de una solución a las deficiencias existentes en el recinto», recoge el escrito.
Además de demandar más personal para atender las necesidades de los internos, las peticiones se centran en una mejora de la calidad de la comida, que «deja bastante que desear», según los denunciantes; arreglar el sistema de intercomunicación entre las habitaciones y la recepción, puesto que «no funciona correctamente», o adelantar el horario de los desayunos, que no se sirven hasta las 11 ó 12 de la mañana.
No obstante, los que suscriben la denuncia apoyan al personal que atiende el centro, «porque, aun estando en minoría, se multiplican hasta la extenuación, situación que hemos hecho llegar a la dirección, pero por respuesta sólo recibimos evasivas».
Estas quejas se unen a las que ha manifestado en más de una ocasión la CGT, que incluso llegó a hacer acusaciones mucho más graves, denunciando que los mayores estaban desatendidos y que permanecían hasta 15 horas sin comer.
También el PP criticó a principios de mes en el Pleno del Ayuntamiento la situación de este centro. De hecho, el presidente del PP, José Antonio Nieto , señaló que se llevan produciendo «irregularidades» en esta residencia desde hace mucho y que se ha llegado a un punto en el que los «verdaderos damnificados» son los trabajadores y, sobre todo, los mayores.
No obstante, desde la Delegación de Igualdad y Bienestar Social se niega que en la residencia existan deficiencias graves y, por supuesto, que los ancianos se encuentren abandonados.
Según la responsable del área en Córdoba, Silvia Cañero, «hemos tenido reuniones durante todas la semanas con trabajadores, residentes, el director, incluso con familiares de los interno y no es eso lo que nos transmiten. Indudablemente, todo se puede mejorar. En todas las residencias hay algún problema de funcionamiento, pero ninguno significativo», dijo.
Actuaciones de mejora
Cañero añadió que en la del Parque Figueroa, «además, estamos realizando unas obras de mejora, que finalizarán en breve. La calidad del servicio no está en entredicho. Incluso hay un comunicado apoyado por más de la mitad de los trabajadores en total desacuerdo con estas denuncias de deficiencias».
La delegada apuntó que este tipo de críticas, «que no son veraces», obedecen a «una táctica política en la que no se deberían meter ni a trabajadores ni a familiares».

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...