Valoración:
El 20% de la población española corre riegos de convertirse en pobre, un 4% más que la media europea
España, segundo puesto en pobreza
En el triste escalafón de la pobreza empatamos con Italia y sólo nos superan los habitantes de Letonia
Las mujeres son las más expuestas
Si el 20% de los españoles está en situación de riesgo de convertirse en pobre en el caso de las mujeres de nuestro país este porcentaje se eleva hasta el 30%, lo que la sitúa entre las más altas de la Unión Europea. Entre las soluciones que propone la Comisión Europea está el hecho de romper el ciclo de transmisión de pobreza de generación a generación, en particular reduciendo la elevada tasa de abandono escolar, que en España fue del 31% en 2007.
La Comisión Europea, que presentó ayer su Informe Anual sobre la Protección y la Inclusión Social pidió ayer a los países europeos que aprovechen las políticas sociales para contribuir a dar una respuesta a la crisis económica en el sentido de paliar sus efectos más negativos, como son la exclusión de los más vulnerables. Además Bruselas pide que haya coordinación entre las políticas sociales a escala europea ya que esto puede contribuir a amortiguar las repercusiones de la crisis económica y favorecer la recuperación gracias a la puesta en marcha de reformas a largo plazo equilibradas con medidas a corto orientadas a prevenir las pérdidas de empleos y a preservar los ingresos de los hogares.
En asistencia sanitaria Bruselas aconseja también a los países europeos que mejoren la relación entre el coste y la eficacia en los servicios de salud públicos de modo que se reduzcan las desigualdades en salud.
Viernes, 06-03-09
En España, uno de cada cinco ciudadanos está en serio riesgo de convertise en pobre, lo que supone que estamos en la segunda posición en este triste ránking, empatados con Italia y sólo superados por los habitantes de Letonia, según un informe de la Comisión Europea realizado con datos de 2007 que, con la actual crisis económica, serían aún peores. La media de la Unión Europea está en el 16%.
Pero Bruselas va más allá y dentro de este 20% desagrega que en el caso de los niños españoles es el 24%, casi uno de cada cinco, mientras que en los ancianos es del 28% y un 30% en el de las mujeres.
Las razones de esta pobreza potencial que pesa sobre la población española se explica, según la Comisión Europea, por el hecho de que los gastos sociales, medidos en porcentaje del Producto Interior Bruto (PIB), siguen estando perceptiblemente por debajo de la media de la Unión Europea (un 20,9% en 2006 frente al 26,9% de la UE). Las prestaciones de vejez y supervivencia representaron sólo un 8,4% del PIB, a lo que se añade que nuestro país tiene uno de los índices de abandono escolar más altos de la UE, un 31%en 2007 frente a un media comunitaria del 15,2 y, además, con significativas diferencial regionales y de género.
La crisis empeorará las cosas
En el lado constructivo cabe señalar que el informe de Bruselas menciona el Plan Nacional de Acción para la Inclusión Social aprobado hace un tiempo por el Gobierno y asegura que trabaja en la línea adecuada aunque podría no ser suficiente a tenor de la grave crisis económica que azota a toda Europa, España incluida.
A este respecto se señala que la proporción de personas desempleadas en situación de pobreza era en 2007 del 37%, 17 puntos porcentuales por encima de la media, cifra que podría aumentar como consecuencia de la crisis. Además el 6,2% de los españoles vive en hogares en los que no trabaja ninguno de sus miembros.
En el caso de la pobreza infantil el informe señala que es resultado de una compleja interacción entre varios factores, incluidas la intensidad del trabajo (en 2007 sólo el 5,3% de los niños vivió en hogares sin ingresos pero el 71% de los hogares con hijos a cargo en los que no trabajaba ninguno de sus miembros se encontraba por debajo del umbral de la pobreza) y la estructura doméstica (en 2007 el 37% de los hogares con más de tres hijos a cargo se encontraba en riesgo de pobreza).
El abandono escolar es otro de los factores que subyace detrás del riesgo de pobreza ya que en 2007 en España fue del 31 por ciento frente al 15,2 por ciento de media europea, cosa que puede explicarse en parte por el hecho de que los gastos públicos en educación son más bajos que la media europea, un 4,2% del PIB en 2005 frente a un 5,04% de media europea.
En esta situación la Comisión Europea recomendó ayer a España que supervise la futura viabilidad del sistema de pensiones para hacer frente al envejecimiento de la población y ante las perspectivas de recesión económica.
La CE destaca también los escasos avances realizados en materia de protección social por España a pesar del fuerte crecimiento económico registrado en los últimos años, del orden de hasta el 3,7% en el año 2007. Al mismo tiempo, Bruselas recomienda a España que refuerce el vínculo entre contribuciones y prestaciones y que mejore los incentivos para permanecer durante más años en el mercado laboral, entre otras cosas para hacer más sostenible el sistema de pensiones vistas las previsiones de aumento de la población mayor en los próximos años.
Si miramos al resto de Europa República Checa y Holanda, con un 10% nada más de riesgo de convertirse en pobres, son los países con menos problemas en este campo.
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Comentarios:
Más noticias sobre...