Valoración:
Sanidad propone un plan de choque para paliar la falta de profesionales, que prevé 7.000 estudiantes de Medicina en 2010
Se buscan 25.000 médicos en España 3.600 especialistas extranjeros cada año
España se queda sin médicos. El esfuerzo de las Universidades para incorporar más estudiantes a las Facultades de Medicina no bastará para soportar las jubilaciones en cascada que se producirán en los próximos 15 años, ni tampoco el tirón de población. El Ministerio de Sanidad ha hecho sus cuentas y prevé que en 2025 serán necesarios 25.000 médicos más para atender a la población española.
Esta es la cifra que ayer puso el ministro de Sanidad, Bernat Soria, sobre la mesa del Consejo Interterritorial de Salud. El dato se presentó a las Comunidades Autónomas, acompañada de un plan de choque con diez medidas para contar con más profesionales sanitarios antes de que sea demasiado tarde. Una de estas medidas compete directamente al Ministerio de Ciencia, del que depende la Universidad: la necesidad de incrementar las plazas de las Facultades de Medicina para formar más médicos.
Soria exhortó directamente a su compañera de Gobierno la ministra de Ciencia, Cristina Garmendia y a «todas las autoridades del mundo de la Educación» para que en el curso 2009-2010 se habiliten 7.000 plazas en las Facultades de Medicina, frente a las 5.000 previstas. El incremento para llegar a las 7.000 estaba pensado para 2012. Al ministro esa fecha se le antojó ayer lejana y calificó de «necesidad urgente» la formación de nuevos médicos autóctonos. Y remachó: «La sociedad no entiende que se exija un 9,1 de media a un alumno español para entrar en Medicina y que, a la vez, el sistema esté homologando 3.500 títulos cada año de médicos extranjeros», justificó el ministro. Otro dato sobre el que se apoyó Bernat Soria es el desequilibrio entre la oferta del sistema MIR para formar especialistas y el número de estudiantes que termina la carrera de Medicina: el año pasado sólo había 4.000 estudiantes licenciados para las 7.000 plazas que ofrecía el programa de especialización.
El secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, fue más conciliador y apeló al esfuerzo de la comunidad educativa para lograr el objetivo. propuesto por el Ministerio de Sanidad.
La escasez de médicos no es un problema de mañana. España arrastra un déficit de especialistas desde hace años que le ha obligado a contratar profesionales extranjeros para hacer frente a una demanda creciente. Ese déficit, el año pasado estaba ya en 3.200 especialistas y en seis años la cifra podría alcanzar los 9.600.
Jubilaciones en cascada
En España hoy ejercen 165.170 profesionales. Pero cuatro de cada diez especialistas se jubilarán en los próximos 15 años. Se necesitarán médicos de muchas clases, aunque los que más escasean son, con diferencia, los de Medicina Familiar y Pediatría. Las dos especialidades son las que más médicos tienen en activo, aunque no por mucho tiempo. Casi la mitad de los pediatras y generalistas tienen más de 50 años y están a pocos años de su jubilación.
Tampoco son especialidades atractivas para los recién licenciados y muchos lo utilizan como un puente hacia otra especialización. En definitiva, muchas plazas se quedan sin ocupar, un problema al que se enfrentan otros países de nuestro entorno.
Tras pediatras y generalistas, los más buscados son anestesistas, cirujanos infantiles, de Traumatología y de Plástica, radiólogos y urólogos.También se necesitan con urgencia geriatras y oncólogos médicos para atender a una población cada vez más envejecida y con mayor riesgo de cáncer.
El incremento de «numerus clausus» en las Facultades de Medicina servirá, como pronto en diez años. El plan de choque previsto por el Ministerio prevé también medidas que darán sus frutos a corto plazo.
Registro de profesionales sanitarios. Conocer el número exacto de médicos que trabajen en la sanidad pública, privada, así como los que en estos momentos no se dedican a la asistencia (trabajan en gestión, laboratorios...), será el primer paso para para saber con cuántos médicos se puede contar y cómo planificar los recursos a las necesidades de la población.
Reciclaje de profesionales. Sanidad intentará reciclar a los médicos que no trabajan en asistencia para que vuelvan a las consultas. Se estima que hay unos 2.000 médicos en labores no asistenciales.
Recuperar 2.000 profesionales que están en el extranjero. Los médicos que buscaron un mejor trato en otros países recibirán una oferta de Sanidad para volver a ejercer en España. La mayoría se fueron en busca de mejores condiciones laborales y má salario. La recuperación de ese capital humano «fugado» no se hará a golpe de talonario, sino con «otro tipo de incentivos», explicó Martínez Olmos. Los únicos datos oficiales sobre médicos españoles que ejercen en el extranjero indican que no hay más de 500 profesionales emigrados, aunque se estima que pudiera llegar hasta los 2.000. El Ministerio creará una oficina de retorno para estos profesionales sanitarios.
Más responsabilidades para la enfermería. Se quiere devolver el protagonismo que ha perdido la enfermería. El objetivo es darle más responsabilidades y, de paso, descargar al médico de muchas de las laborales que realiza.
Más médicos extranjeros. Hasta que no haya especialistas españoles, se quiere seguir con una campaña de captación de profesionales extranjeros, tanto de la Unión Europea, como extracomunitarios. Uno de los puntos del plan de choque es aprobar un Real Decreto que agilice el reconocimiento de médicos de fuera de la Unión y que tienen el título de especialista ya homologado. Con más médicos extranjeros en España se resuelve el problema puntual.
Conciliación de la vida laboral y familiar. El estudio que ha realizado el Ministerio de Sanidad deja patente el envejecimiento de la profesión médica española y también la feminización de la Medicina. Casi el 45 por ciento de los especialistas que trabajan en la Sanidad pública son mujeres y la tendencia es contar con más doctoras. Eso significa hacer una previsión para contar con más médicas para suplir bajas de maternidad y embarazo. El poder conciliar trabajo y familia también es un punto a favor para no abandonar una profesión que a medida exige mucha dedicación.
Carrera profesional entre comunidades. El objetivo es buscar la fidelidad con una sana competencia y más prestigio social. Se premiará al médico por sus méritos en docencia y en investigación.
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Comentarios:
Más noticias sobre...