Sebastián convierte la CNE en oficina de reclamaciones
IGNACIO GIL | El ministro de Industria, en su escaño del Congreso de los Diputados
Un matrimonio de Marbella recibe una factura de la luz de 169.347 euros
Un matrimonio residente en el municipio malagueño de Marbella ha recibido una factura de Sevillana Endesa, correspondiente a un mes, de 169.347,76 euros, cantidad a la que se suman otros 118 euros de un segundo recibo por el mismo periodo de tiempo, del 18 de diciembre al 23 de enero.
La pareja, compuesta por Félix Moto, jubilado, y Rita Rodríguez, y que vive sola en una casa de la urbanización La Serranía de Marbella, explicó que ya en el mes anterior le llegaron dos facturas, de 102 y 19 euros, ya pagadas, por lo que reclamaron a Sevillana, sin haber tenido aún contestación. Precisaron, asimismo, que antes el recibo de la luz era de unos 40 euros mensuales, según recoge el diario «Sur».
Según su contador, en 15 años han consumido algo más de 30.600 kilovatios hora y en esta última factura, correspondiente sólo a un mes, 999.949 kWh informa Ep.
El Consejo de Ministros aprobó ayer la creación de la Oficina de Defensa del Consumidor de productos energéticos, que tendrá como objetivo velar por la protección de los derechos de los usuarios frente a las compañías suministradoras de energía y contribuir a que los ciudadanos cuenten con un servicio de calidad.
Esta nueva idea del ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebatián, se produce cuando miles de consumidores han recibido en los últimos meses recibos de la luz que contienen errores en la facturación.
Esta oficina, que comenzará a funcionar antes de julio, no tendrá coste presupuestario, según Industria, ya que le ha sido traspasada a la Comisión Nacional de Energía (CNE), donde no ha caido muy bien el encargo. Hay que recordar que este organismo está saturado de trabajo y que hace unos meses también le cayó el encargo de verificar y autorizar la tarifa social de la luz a varios miles de solicitantes.
Además, el real decreto ley aprobado ayer por el Consejo de Ministros podría ser recurrido porque las competencias sobre consumo están transferidas a las comunidades autónomas desde hace varios años, según han apuntado fuentes del sector.
El formato y contenidos de la nueva oficina están inspirados en la británica «Energywatch», que desde hace tiempo representa los intereses de los consumidores británicos de gas y de electricidad y que ha logrado, según el Gobierno, notables resultados.
Las principales funciones de la Oficina serán las de informar y atender al consumidor, resolver las controversias que pudieran surgir entre los operadores del sector de la energía y sus clientes, e informar al Gobierno sobre las reclamaciones presentadas por los usuarios y, en su caso, proponer mejoras regulatorias, informa el Ejecutivo.
Lecturas estimadas
Por otra parte, el Ministerio de Industria ha elaborado un borrador que modifica la norma para la facturación mensual del recibo de la luz. En concreto, la resolución especifica cuáles deben ser los métodos que deben utilizar las eléctricas para llevar a cabo las lecturas estimadas del consumo de luz, que son las que están ocasionando más quejas entre los consumidores.
La nueva normativa no entrará en vigor hasta abril, cinco meses después de que Industria cambiara la facturación del consumo eléctrico de bimensual a mensual.

Enviar a:

¿qué es esto?