Jueves, 19-02-09
Un viaje de ida y vuelta, debate en Pleno municipal incluido, por una medalla que en la práctica no existe. Ese es el resultado de la discusión que abrió en Calatayud hace unas semanas el alcalde bilbilitano, el socialista Víctor Ruiz. Rebuscando en los archivos convirtió en materia de actualidad algo desconocido para la inmensa mayoría de bilbilitanos: que el Ayuntamiento, en 1951, le había concedido al general Franco la medalla de oro.
A partir de ahí, promovió una moción para que el Pleno votara la retirada de la medalla. No logró el objetivo y evidenció las divisiones que al respecto existen entre los miembros de su propio gobierno, porque entre sus socios del PAR hubo quienes no votaron a favor de retirar la medalla, entre ellos su primer teniente de alcalde. Y todo por una medalla que, según ha puesto de manifiesto el PP, ya no existe. De hecho, en aplicación del Reglamento de Protocolo que está en vigor desde hace años en el Ayuntamiento bilbilitano, las medallas de oro concedidas a personas son vitalicias. Es decir, que una vez muertos la distinción muere con ellos.
El PP considera que, al final, es el alcalde el que se pone en evidencia por haber convertido en objeto de debate algo que ni siquiera existe, mientras la ciudad acumula uno de los peores datos del paro que se recuerdan en las dos últimas décadas, el hospital público arrastra carencias que lo han mantenido colapsado y que dificultan su operatividad, o infraestructuras pendientes desde hace años en carreteras y ferrocarril están paralizadas en el Ministerio de Fomento.
El alcalde, sin embargo, no cree que se haya puesto en evidencia y aún defiende que hubiera sido oportuno retirarle a Franco la medalla, aunque el dictador lleve muerto 33 años y, según el reglamento en vigor, la distinción la perdió hace otros tantos años.
Pero Víctor Ruiz cree que eso sería discutible y habría resquicios legales para seguir discutiendo el caso, por eso de que la medalla fue anterior al Reglamento de Protocolo, Honores y Distinciones. Perseverante actitud la del alcalde para discernir sobre una medalla virtual. Una insistencia que la oposición le anima a que dedique a resolver los problemas que afectan actualmente a la ciudad.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...