Lunes, 09-02-09
Los municipios castellonenses de Todolella y Herbés no tienen en estos momentos ni un solo desempleado, según las estadísticas oficiales. En el caso de Herbés, sólo tiene 65 habitantes, de los cuales dos son extranjeros: un marroquí y un inmigrante de la Europa del Este. De hecho, la población activa se reduce a 23 personas (ocho autónomos y 15 empleados por cuenta ajena), los demás son jubilados y niños. Pero la otra cara de la moneda es el progresivo envejecimiento de la población: en los tres últimos años han fallecido tres vecinos del pueblo y no se ha registrado ningún nacimiento.
El panorama es similar en Todolella: 143 habitantes y ni un solo parado. Aunque en este caso la población extranjera es más nutrida: 28 residentes británicos, 16 rumanos y un marroquí. El pueblo cuenta con 59 trabajadores: la mitad de ellos empleados en el campo, 18 en la construcción y 12 en el sector servicios.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...