Valoración:
Un nuevo estudio asegura que, a pesar de los esfuerzos que se hagan para reducirlo, habrá sequías y aumento del nivel del mar
Los efectos del CO2 actual en la atmósfera durarán mil años
Protesta de Greenpeace contra el calentamiento global en Alemania
Actualizado Miércoles, 28-01-09 a las 18:28
Las emisiones de gases de efecto invernadero previstas hasta mediados de este siglo provocarán sequías devastadoras y un incremento continuado del nivel del mar durante los próximos mil años, con independencia de los esfuerzos que haga el mundo a partir de ahora para reducir sus emisiones futuras.
Esta es la tremenda conclusión a la que ha llegado un equipo internacional de científicos (norteamericanos, suizos y franceses) tras analizar las cantidades actuales de dióxido de carbono en la atmósfera y darse cuenta, además, de que el CO2 mantiene sus máximos niveles de concentración atmosférica durante mucho más tiempo que otros gases de efecto invernadero. El estudio se publica esta semana en la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias norteamericana.
«Creo que hay que pensar sobre este asunto —ha asegurado Susan Salomon, de la National Oceanic and Atmospheric Administration de Estados Unidos (NOAA)— más como se piensa en los residuos nucleares que en la lluvia ácida. Cuanto más añadamos, peor será». Durante una rueda de prensa, la investigadora añadió que «cuanto más tiempo tardemos en tomar decisiones sobre la emisión de dióxido de carbono, más irreversible será el cambio climático».
En la actualidad, las concentraciones de CO2 en la atmósfera rondan las 385 partes por millón (ppm). Y el objetivo establecido por los expertos del Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC) es que esa concentración no llegue a superar las 450 ppm.
Las peores sequías
Sin embargo, esa meta está muy lejos de cumplirse, y todas las proyecciones realizadas apuntan a que la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera alcanzará las 550 ppm en 2035. Los autores del estudio sostienen que si la concentración de CO2 llega a las 600 ppm, muchas regiones del planeta (entre ellas el suroeste de los Estados Unidos, el Mediterráneo y el sur de Africa) se enfrentarán a las mayores sequías conocidas hasta el momento. El nivel global del mar, por su parte, aumentará en más de 90 cm para el año 3.000, una proyección, además, que no tiene en cuenta el deshielo de glaciares y de ambos casquetes polares, lo que supondría una elevación «extra» del nivel de las aguas.
Incluso si el mundo consiguiera limitar las emisiones de CO2 a las deseadas 450 partes por millón, las regiones subtropicales experimentarían un 10 por ciento menos de lluvia (reducción que sería del 15 por ciento en caso de que la concentración alcanzara las 600 ppm.
Y eso sería suficiente para que se produzcan sequías incluso peores que el famoso «Dust Bowl», un desastroso fenómeno climático que sucedió en los Estados Unidos en la década de los 30 del pasado siglo y que se tradujo en más de diez años de sequía ininterrumpida.
Zonas sumergidas
En cuanto al aumento del nivel del mar, los autores consideran que causará «cambios irreversibles en la geografía de la Tierra, dado que muchas islas y zonas costeras quedarán sumergidas». Por último, los investigadores señalan que si bien es cierto que los oceanos absorben actualmente una gran cantidad de CO2, pronto estarán saturados y no lo seguirán haciendo. Cuando eso suceda, la temperatura atmosférica se volverá constante, en un mundo que ya no podrá cambiar.
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Más noticias sobre...