Valoración:
Actualizado Jueves, 22-01-09 a las 17:30
Las principales asociaciones de jueces han mostrado sus reticencias a la posibilidad de integrar en la reunión del próximo lunes con el Ministerio de Justicia o en futuros contactos con el Departamento que dirige Mariano Fernández Bermejo a jueces no asociados o a magistrados decanos de las localidades más críticas que ayer apoyaron acudir a la huelga -protesta sin precedentes en la carrera- en febrero, como Madrid o Barcelona.
"Las asociaciones de jueces, pueda gustar o no, somos interlocutores institucionales que cuentan con un reconocimiento constitucional y a la hora de entablar diálogos entre agentes institucionales sobre las cuestiones atinentes a los derechos profesionales y las cuestiones que afectan a la Justicia somos interlocutores a todos los efectos", aseguró el portavoz de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), Antonio García.
"No soy quién para decidir si los jueces decanos tienen las condiciones de interlocutor institucional", añadió García, quien trasladó la responsabilidad al ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, la responsabilidad de decidir si los jueces no adscritos son "un interlocutor oportuno".
Las asociaciones son partidarias de otorgar seis meses de plazo al Gobierno para evaluar el compromiso del Ejecutivo en la modernización de la Justicia antes de acudir a una huelga el 26 de junio. Además, en lugar de celebrar paros el día 18 apuestan por llevar a cabo actos reivindicativos de menor intensidad.
"Lo que ha pasado es que la propuesta de las asociaciones de aplazar una posible huelga y el 18 de febrero realizar actos reivindicativos de menor intensidad se interpretó como no hacer nada, era una propuesta muy vaga", expresó ayer el decano de los juzgados de Madrid, José Luis González Armengol, en cuyo partido judicial aprobaron por amplía mayoría acudir a la huelga el 18 del próximo mes.
Ayer, una veintena de ciudades, entre ellas Barcelona, Madrid, Sevilla o La Coruña, decidieron sumarse a la vía abierta el pasado 21 de noviembre por Extremadura, Murcia o Zamora de acudir a una huelga el próximo 18 de febrero. Algunas de ellas esperarán al resultado de la reunión entre asociaciones o Justicia para confirmar este extremo.
«A rebufo»Precisamente, el juez decano de Madrid, defendió que "en todo momento estas reivindicaciones para la modernización de la Justicia, quienes las iniciaron fueron las Juntas de jueces y las asociaciones han ido a rebufo". "Como decano de Madrid, estoy dispuesto a reunirme con cualquier interlocutor, no sería la primera vez que, como jueces decanos, acudimos a negociar aspectos relacionados con la carrera tanto con gobiernos del PSOE como del PP", añadió González Armengol, quien, no obstante, admitió que "es positivo que a la reunión del lunes acudan las asociaciones ya que estas representan a la mitad de la carrera judicial".
"La gente no se fía, quiere ver cosas concretas y por escrito, pido a las asociaciones que estén a la altura en su reunión del próximo lunes y después verá la carrera si le satisfacen los acuerdos que surjan de ese encuentro", sentenció.
Por su parte, desde la asociación Jueces para la Democracia (JpD), Miguel Angel Jimeno, admitió "tensiones" en la carrera después de la jornada de ayer, aunque aseguró que "no se puede decir que haya dos bloques equiparables", al tiempo que recordó que muchos de los votos emitidos ayer "están supeditados" a lo que acontezca en la reunión con el Ministerio de Justicia.
Preguntado acerca de la posibilidad de integrar a jueces no asociados en la reunión del lunes, indicó que se trata de una cuestión que tendrían que discutir las asociaciones, aunque calificó como "poco factible integrar a un ente distinto de las asociaciones". "Nadie de todas estas juntas se puede arrojar la representación de todos los integrantes de estas juntas", sentenció.
Lamentó que "las asociaciones no están en la misma situación que hace dos días o en la que estarían si ayer las juntas de jueces hubiesen apoyado sus reivindicaciones". En ese sentido, añadió que, en este momento, su situación ante el Ministerio no es la misma. "Ya no podemos ofrecer a Justicia ciertas cosas sin saber si todo el mundo las va a apoyar", dijo.
Sin embargo, Jimeno manifestó que "parece poco razonable decir que la reunión del día 26 no sirva para nada" y añadió que "los únicos que pueden servir como elemento de representación es la coordinadora interasociativa". "En los foros se escriben muchos comentarios, pero tampoco son tantos", incidió.
En la misma línea, el portavoz de la asociación Francisco de Vitoria (FdV), Lorenzo del Río, expresó que "en absoluto pierde validez la reunión del lunes", dijo y advirtió que las asociaciones judiciales "no se sienten para nada desautorizadas". "La mayoría de juntas apoyaron el documento de las asociaciones o supeditaron su decisión a la reunión del lunes", expresó, al tiempo que llegó a calificar como "un jaleo" el hecho de integrar a jueces no asociados en ese encuentro.
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Comentarios: