Valoración:
Jueves, 22-01-09
Los responsables del partido Askatasuna podrían reclutar, para afrontar las próximas elecciones autonómicas vascas, candidatos no contaminados entre los más de mil interventores y apoderados que utilizó ANV en los pasados comicios municipales.
Ello, entre otros motivos, porque en las autonómicas de 2001 -únicas a las que ha concurrido hasta el momento este partido fantasmas constituido en 1998- presentó entre sus candidatos a personas relacionadas de una u otra manera con ETA y su entorno. Una buena parte de los interventores y apoderados que trabajaron al servicio de ANV en la cita electoral de 2007 habían figurado anteriormente en actividades relacionadas con Herri Batasuna y partidos herederos. Sin embargo, otra porcentaje sustancial no había tenido hasta ese instante ninguna vinculación con actividades de la «izquierda abertzale» y, al parecer, tampoco las ha tenido posteriormente. De modo que podría constituir la cantera de la que se nutra Askatasuna en su afán de colarse en estos comicios.
Pero la Policía, Guardia Civil y Ertzaintza trabajan codo a codo con la Fiscalía a fin de recabar cuantos pruebas sean posibles para desenmascarar el fraude electoral que pretende ETA-Batasuna para las próximas elecciones, porque se resiste a quedar fuera del Parlamento vasco. Y se parte de la convicción de que Askatasuna es una criatura que, salvo en la cita electoral de 2001, el denominado Movimiento de Liberación Nacional Vasco (MLNV)ha tenido invernada a la espera de su oportunidad. Una convicción sustentada en el hecho objetivo de que en las candidaturas que presentó entonces figuraban personas relacionadas de una u otra forma con la «izquierda abertzale».
Un «correo» del «Donosti»
Por ejemplo, el número uno de la lista de Askatasuna por Guipúzcoa en 2001 fue Jokin Aranalde Olaondo, un individuo que después, el 30 de marzo de 2002, fue detenido en el transcurso de una operación contra el «complejo Donosti». El juez le puso en libertad, pero con una fianza de 12.000 euros, acusado de hacer de «correo» entre los cabecillas y los pistoleros. Además, sus declaraciones sirvieron para que Garzón acusara a Segi de integrar la trama de ETA, ya que, preguntado si la sede de Batasuna albergaba las bases de grupos como Ekin, Jarrai, Haika, Segi, Askatasuna y Senideak, Aranalde confesó que, a excepción de Ekin, las demás «están en la misma sede, porque forman parte de la «izquierda abertzale». Incluso precisó que todas ellas compartían gastos.
En la candidatura de Askatasuna por Guipúzcoa figuraba también Xabier Albizu Apaolaza, detenido el 4 de octubre de 2007 en la localidad de Segura, junto a otros 22 dirigentes de Batasuna.
Posteriormente, Albizu fue puesto en libertad provisional. No obstante, cuenta con una condena anterior de un año y medio de prisión por amenazar de muerte a un ertzaina. En la misma lista estaba María Paloma Esteban Nieto, hermana del pistolero del «comando Madrid» «Cromañón», a quien recordó De Juana Chaos en la carta leída durante el homenaje que se le tributó el pasado mes de agosto. Con anterioridad, había formado parte de varias candidaturas de HB. Y, después de aparecer en Askatasuna, en 2003 participó en la formación «Tolosa Bizirik» que fue ilegalizada. Más recientemente, en 2007, concurrió en la candidatura de Abertzalek Sozialistak por Tolosa, que también quedó al margen de la ley.
En la lista que Askatasuna presentó por Vizcaya en 2001 aparecía, por ejemplo, Pablo Beñarán Ordeñana, hermano del ex dirigente de ETA y asesino de Carrero Blanco, José Miguel Beñaran Ordeñana «Argala». También por esta provincia concurrió el abogado Alfonso Zenón Castro, quien ha defendido a los asesinos de Miguel Ángel Blanco, así como al inductor y uno de los autores de la matanza de Hipercor.
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Comentarios: