Valoración:
Zapatero alaba a Obama como un «socialdemócrata muy puro»
Jueves, 22-01-09
La estrategia socialista de identificar los discursos -a falta de hechos- de Barack Obama con las políticas de José Luis Rodríguez Zapatero alcanzó ayer su cénit cuando el propio presidente del Gobierno dijo haber visto una «seña de identidad socialdemócrata muy pura» en el discurso de investidura de Obama ante el Capitolio.
La jura fue «uno de los actos democráticos más importantes de las últimas décadas», afirmó Zapatero, entusiasmado con la defensa del Estado que hizo el nuevo presidente para corregir desigualdades sociales, algo de «especial valor» en un país de tradición liberal anglosajona. «Estoy muy satisfecho; no lo puedo ocultar. Estoy muy contento», confesó Zapatero en el Congreso. Especial alegría le ha producido la paralización de los procesos en Guantánamo, un penal «que nunca debió existir».
En cuanto a la relación bilateral, lastrada por la nula comunicación con su antecesor, George W. Bush, el jefe del Gobierno reconoció que la agenda de Obama será «complicada» en los próximos meses, pero «anticipo y garantizo que (las relaciones) van a ser muy buenas, no tengo ninguna duda, y por tanto los encuentros se producirán de manera natural y periódica».
Entrevista bilateral en 2009
El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, en declaraciones a Punto Radio, se mostró «convencido» de que habrá una entrevista bilateral entre los dos presidentes este mismo 2009. La primera cita en la que pueden coincidir Zapatero y Obama será, el 2 de abril, en la cumbre del G-20 en Londres, donde el Ejecutivo español da por seguro que será invitado por el «premier» británico, Gordon Brown. También en abril, los días 3 y 4, ambos volverán a verse las caras en la ceremonia de conmemoración del 60 aniversario de la OTAN en Kelh (Alemania) y Estrasburgo (Francia).
Sobre Guantánamo, Moratinos lanzó un mensaje de «colaboración», frente al inicial recelo del Gobierno sobre la intención estadounidense de repartir por todo el mundo, incluida España, a los 245 islamistas allí recluidos. El ministro de Exteriores precisó que la colaboración «tiene que ser conociendo caso por caso la situación de cada uno de esos presos». Dijo que «habrá que ver primero lo que hace la administración de justicia norteamericana, cuál es el status jurídico de cada uno de esos detenidos».
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Comentarios:
Más noticias sobre...