Saura excusa a los Mossos porque era una «performance» La policía no intervino en la manifestación porque «ya sabía que la pistola era falsa»
YOLANDA CARDO Saura tuvo que explicar ayer su asistencia a la manifestación contra Israel
Miércoles, 14-01-09
IVA ANGUERA DE SOJO
BARCELONA. El consejero de Interior de la Generalitat, Joan Saura, argumentó ayer que los Mossos d´Esquadra no intervinieron cuando un individuo encapuchado empuñó un arma durante la manifestación del sábado en Barcelona porque «se trataba de una ´performance´ y la pistola era de juguete». El conseller reconoció que fueron los servicios de seguridad de la manifestación contra la intervención de Israel en la franja de Gaza los que interceptaron al individuo, pero aseguró que agentes de paisano de la policía autonómica tenían constancia de que se trataba de un arma falsa y así lo han hecho constar en el informe policial. El conseller no quiso explicar en qué se basaba la seguridad de los Mossos, dado que en ningún momento se acercaron a identificar al sujeto protagonista de la «performance», pero se mostró convencido de que en ningún momento hubo peligro.
El pasado sábado, durante la manifestación de unas 30.000 personas por el centro de Barcelona en la que participó el propio Saura, un individuo encapuchado exhibió un arma de fuego y fue reducido por los servicios de seguridad de la marcha, que «convencieron» al hombre de que depusiera su actitud, sin que se pudiera apreciar intervención de la policía autonómica.
Explicación tardía
La exhibición de un arma en una manifestación es un delito tipificado en el código penal, y según fuentes sindiciales debería haberse tenido en cuenta en una manifestación de alto riesgo, pero Saura aseguró ayer que los agentes desplegados el sábado restaron importancia al incidente convencidos de que se trataba de una simulación sin importancia. Una escenificación de la violencia callejera que se vive en Palestina.
De hecho, las explicaciones ofrecidas ayer por Saura tras la reunión del Consell Executiu son la primera aclaración oficial ofrecida por la Generalitat, tres días después de la marcha y de que la imagen del hombre armado fuera publicada por ABC y el diario electrónico e-noticies.
Al margen de la polémica sobre el hombre armado en la manifestación, Saura rechazó también las críticas por su asistencia a la marcha, pese a ser el máximo responsable de la seguridad en Cataluña. El consejero de Interior y líder de ICV se declaró «orgulloso» y afirmó que «en una manifestación donde se clama por la paz, tenía el imperativo ético de ir», Pero lo cierto es que el lema de la marcha iba más allá de una defensa de la paz, ya que abogaba por el fin de la intervención en la franja de Gaza y «el boicot a Israel».
Entre Israel y ETA
Pese a ello, y a que durante la manifestación se gritaron consignas en contra del Estado de Israel, Saura comparó su presencia en la marcha con la de los consejeros de Interior del País Vasco y los ministros españoles en manifestaciones contra el terrorismo de ETA.
Preguntada por la opinión del Gobierno catalán, la portavoz de la Generalitat, Aurora Massip, aseguró que el Consell Executiu no debatió esta cuestión y que el Govern «respeta la decisión de Saura» de asistir a la marcha. Sin embargo, se trata del primer titular de Interior catalán que participa en una marcha de este tipo, aunque inicialmente argumentara que asistía en su calidad de líder de Iniciativa, no como consejero de la Generalitat.

Enviar a:

¿qué es esto?