ABC.es

Gente TV

TV

Valoración:
Reportera, presentadora y, ahora, la nueva «Celestina»
Lunes, 12-01-09
«Granjero busca esposa», producido por Grundy para Cuatro, es una adaptación del reality «The farmer wants a wife», que ha cosechado numerosos éxitos internacionales. La nueva apuesta de la cadena llegará hoy a la televisión española tras el triunfo alcanzado en Holanda, con audiencias de cuatro millones de seguidores y un 51 por ciento de cuota de pantalla, Bélgica, Suecia, Dinamarca, Finlandia, Austria y Francia.
Durante seis meses se buscó por toda España a diez granjeros que representaran una muestra heterogénea de los estilos de vida en el campo. En septiembre de 2008 la cadena emitió un primer programa en el que los concursantes fueron presentados a la audiencia. Los que recibieron más cartas de posibles candidatas se convirtieron en los seis finalistas.
Los aspirantes, con cientos de sobres bajo el brazo, se dirigieron después a sus hogares con el fin de abrirlos, leer, ver fotos y, por fin, elegir a las diez chicas que participarían en la primera fase.
Fotos actuales
Ayudados por sus hermanas, padres o amigos, según el caso, hicieron la selección. Carlos, uno de los agricultores, solicita con ironía, que en ediciones futuras las chicas envíen «fotos un poco más actualizadas. Algunas mandaron fotos de dos días después de la Primera Comunión, cuando tenían buen tipo. Una imagen vale más que mil palabras», afirma.
El programa consta de diez emisiones, dos de ellas se desarrollan en un alojamiento rural escogido por la cadena y el resto en sus respectivas granjas. El día del estreno, los seis granjeros y las 60 chicas asisten a una fiesta donde tienen un primer contacto de cinco minutos por pareja, es decir, una decena de citas por concursante. Tras estos efímeros encuentros los granjeros escogen a cinco con las que tendrán oportunidad de conocerse mejor realizando diferentes actividades.
Por último, cada agricultor se decide por las dos mujeres que le acompañarán a su granja para convivir los tres durante diez días, junto a sus familiares en algunos casos, y adaptarse a la dura vida del trabajo en el campo, en la granja y en el hogar. Habrá un equipo de televisión grabando en cada localización y otro itinerante, con Luján Argüelles, que pasará varias jornadas con cada terna.
Granjeros del siglo XXI
Carlos, Aitor, Nides, José, David y Tito componen las diferentes facetas y perfiles de los granjeros del siglo XXI. Una de sus metas al presentarse era acabar con los estereotipos sobre la gente de pueblo y las personas que se dedican a estas «faenas».
Para Cuatro era «bonito» poner la mirada en estas gentes que normalmente no tienen su lugar en la televisión.
Aitor cría cerdos, tiene invernaderos, elabora embutidos, cuida los maizales, fabrica harina... Tenía claro que lo básico para él era que se reflejara la imagen real de la agricultura. «El campesino de la boina y lleno de barro no es real» -explica-. «Yo soy técnico forestal y me dediqué a esto por decisión propia. Mi familia es ajena a este mundo».
Escogió las cartas «por un par de palabras y por las fotografías. Buscaba una chica con la que poder hablar, inteligente y que esté bien». En su caso, los tres han compartido habitación y reconoce que la convivencia ha sido dura. No revela si ha conseguido el amor pero el balance final para él ha sido bueno y, además, ha contado con el apoyo de todos sus familiares y amigos.
Nides buscaba una mujer «activa, luchadora, independiente, femenina y trabajadora». Es el alcalde de El Pego (Zamora), vicepresidente de una bodega y viticultor. Posee cultivos de regadío, cereales de secano, garbanzos... y se decidió a presentarse cuando supo que sería un «programa respetuoso, con imágenes bonitas de campo, reivindicando el mundo rural».
Ha convivido con las dos chicas y sus padres. Como anécdota cuenta que su madre, al terminar de grabar, enseñaba al equipo, a él y a las chicas a hacer postres.
La experiencia «ha sido positiva por la cantidad de gente maja que ha conocido del equipo, los granjeros y las chicas». En su caso, tiene un brillo especial en los ojos...
Luján Argüelles ha compaginado su labor como presentadora de «Password» con la realización de «Granjero busca esposa». Asegura que ha sido «genial. Me lo he pasado fenomenal, una experiencia fantástica, estoy encantada de que me hubieran elegido y haberlo hecho». El traslado al campo no le supuso ningún problema puesto que «soy más de pueblo que las amapolas. Nací en un pueblo de mil habitantes. Para mí el campo es el medio natural en el que siempre he vivido», explica. Según sus palabras la experiencia le ha servido para aprender «mucho de televisión, y, sobre las relaciones, que al final el ser humano siempre busca el amor por cualquier medio». Para ella no se trata de un «reality» al uso. «Es un programa de reporterismo, me gusta vivir las historias». Está encantada con su función de «Celestina», quiere «ir de boda» y confiesa que el día que los conoció les dijo: «de aquí no sale nadie hasta que haya una boda. Al final... -bromea- lo veremos». En sus planes de futuro está seguir con «Password»: «es un regalo del cielo. Y si viene algún caramelillo, genial».
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Comentarios:
Facebook ABC.es