Valoración:
El ministro visita Egipto, Siria, Israel y Cisjordania tras el aplazamiento del viaje que tenía previsto Rodríguez Zapatero a Siria y Líbano esta misma semana
Lunes, 12-01-09
A pesar del malestar israelí que evidencia el pronunciamiento de ayer de la Embajada de aquel país en España por la manifestación de Madrid, el ministro de Exteriores, Miguel Angel Moratinos, inicia este mediodía en El Cairo una gira de tres días por Egipto, Siria, Israel y Cisjordania para reforzar el papel mediador de España. Moratinos, que antes de 2004 fue enviado especial de la UE para Oriente Próximo, usará sus contactos para reforzar la «capacidad de influencia e interlocución» de nuestro país, según dijo la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega.
No es una casualidad que el viaje se produzca tras el aplazamiento de otro que tenía previsto llevar a cabo José Luis Rodríguez Zapatero por Siria y Líbano esta semana. Ese viaje presidencial no incluía, sorprendentemente, escalas en Egipto e Israel, dos actores políticos de primer nivel en el conflicto. Las autoridades hebreas disuadieron a Zapatero de visitar el país a un mes de las elecciones del 10 de febrero y con un Gobierno interino, pero desde La Moncloa se prefirió mantener un viaje largamente aplazado e incluso anunciado oficiosamente por Zapatero a los periodistas para «antes del fin de 2008». Por eso la insistencia de ir aunque fuera sólo a Siria y Líbano, finalmente «aplazada» cuando se vio el empeoramiento de la crisis política y militar. El pasado jueves, en conferencia de prensa con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abbas, Zapatero dijo que irá a la zona «en el momento que sea adecuado desde el punto de vista de la coordinación de las distintas iniciativas en marcha».
Sarkozy, el único referente
Fuentes gubernamentales y diplomáticas consultadas por ABC reconocen que Moratinos viaja hoy para mantener la «visibilidad» española en un momento en que el francés Nicolás Sarkozy aparece como interlocutor europeo, a pesar de que la Presidencia Francesa de la UE ya pasó. El Gobierno está trabajando ya en la Presidencia española de la UE, primer semestre de 2010, y no puede permanecer como simple espectador europeo.
De hecho, en términos diplomáticos se habla de plan de paz «franco-egipcio», pero el Ejecutivo español prefiere hablar de «iniciativa de paz» europea. Valora como un gesto importante, de cara al papel mediador que puede jugar España, la escala que hizo Abbas en Madrid. Por eso, el Gobierno cree que hay margen para la gira de Moratinos sin interferir con la iniciativa de paz de la UE, sino planteada como refuerzo de la misma.
España, según las mismas fuentes, siempre va a apoyar la figura de Abbas, a pesar de que su mandato haya concluido ya y Hamas haya dicho que no le va a seguir reconociendo autoridad alguna. Aunque Zapatero dijera delante del propio Abbas que Israel debe negociar con todas las «organizaciones palestinas», incluida Hamas, a la que Israel, la UE y EE.UU. no reconocen, lo cierto es que la línea oficial española sigue siendo apoyar al único interlocutor viable: Abbas.
El pasado sábado. Moratinos se encargó de corregir a Zapatero al recordar que Hamas es una organización terrorista para la UE y él no va a entrevistarse con ninguno de sus dirigentes ni en Siria-donde está su dirección en el exilio- ni cuando el miércoles visite Cisjordania. «España -dijo- no mantiene relaciones» con ese movimiento islamista y por tanto no es «interlocutor político». Es más, en contra de lo escuchado ayer en la manifestación de Madrid, a la que asistió el PSOE, e incluso del tono empleado por el propio Zapatero en un mitin en Orense, el canciller español aclaró que la solución pasa porque «Hamás decida parar los ataques a Israel y, al mismo tiempo, que Israel se retire de Gaza».
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios: