Valoración:
«Los europeos son culpables de su falta de previsión»
ABC
Lunes, 12-01-09
Jan Horst Keppler es uno de los mejores especialistas europeos en materia de seguridad de aprovisionamientos energéticos. Profesor en la Universidad de Dauphine e investigador del «Centre for the Geopolitics of Energy and Primary Resources», teme que Europa sea víctima del conflicto Rusia-Ucrania y de la incoherencia y ausencia de política energética de la UE.
-¿Se ha agravado la inseguridad energética de Europa desde la penúltima crisis de abastecimientos de gas ruso?
-Me temo que sí. Quizá lo más grave es que la UE no ha sacado las consecuencias de la primera crisis. Y continúa siendo víctima de sus egoísmos, su incoherencia institucional, su ausencia de política global y su ausencia de unidad ante la alternativa global que propone la energía nuclear.
-Moscú puede utilizar el chantaje de sus suministros, amenazando a media Europa.
-Quizá. Pero Europa se obstina en no tomar medidas prácticas que pudieran ser eficaces, para asegurar o intentar asegurar los abastecimientos, en momentos de crisis.
-Por ejemplo...
-Europa ha perdido muchos años sin tomar medidas concretas para organizar la solidaridad entre miembros de la Unión. Así, cuando vuelve a estallar la misma crisis, la UE está bastante desunida. Países como Bulgaria, entre otros, son víctimas de una situación dramática. A pesar de conocerse la fragilidad e inseguridad que pesa sobre los abastecimientos energéticos, la Unión Europea no ha hecho nada, tampoco, en el terreno institucional.
-¿De qué serviría una política institucional, si muchos Estados tienen políticas energéticas divergentes, como España y Francia, por ejemplo?
-Yo soy un firme partidario de la energía nuclear, que podría resolver muchos problemas de fondo. Pero hay que rendirse a la evidencia. Los aliados europeos parecen incapaces de ponerse de acuerdo en ese terreno estratégico, capital. Dicho eso, muchas cosas podrían hacerse si existieran instrumentos institucionales.
-¿Permitirían los recursos institucionales resolver problemas que los Estados contemplan desde puntos de vista divergentes?
-Muchas cosas podrían hacerse institucionalmente, aunque los Estados tengan distintas políticas soberanas. La transparencia de los mercados permitiría realizar muchas cosas. La liberalización de los mercados ha tenido cosas buenas; pero no ha ido pareja a una armonización de políticas energéticas. Europa es víctima de una cierta incoherencia, apoyando al mismo tiempo políticas que tienen algo de contradictorio: apoyamos la lucha contra el calentamiento climático, pero también apoyamos las alternativas tradicionales (carbón) o más baratas (gas). El resultado es una cierta incoherencia. Los rusos son culpables de muchas cosas, sin duda, en su conflicto con Ucrania. Pero los europeos también son culpables de su incoherencia, su desunión y su alarmante falta de previsión.
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Comentarios: