Valoración:
La UME estaba preparada, pero ninguna administración la activó
La falta de previsión y de iniciativa de las administraciones públicas (Gobierno, Comunidad y Ayuntamiento de Madrid) para hacer frente a la nevada que descargó sobre Madrid el pasado jueves, tuvo su reflejo en la Unidad Militar de Emergencias.
Los militares que forman parte del batallón con sede en la Base de Torrejón de Ardoz, que ya conocían por los partes meteorológicos del jueves que la nevada podía caer en la Comunidad, estaban preparados para actuar en el momento que alguien reclamara su presencia. Pero nadie los llamó hasta las once y media de la mañana del viernes, cuando el caos era absoluto en Madrid.
«Nadie nos dijo nada», comentan a ABC fuentes de esta unidad militar, que lamentan que desde primeras horas de la mañana estaban esperando una llamada que no se produjo hasta media mañana. Este aviso inmediato tendría que haber partido de la Comunidad de Madrid, que es quién reclama su presencia a la Dirección General de Protección Civil que, a su vez, traslada la petición al Ministerio de Defensa.
En el momento en que se activó a esta unidad militar, los efectivos, hasta un total de 124 militares y 56 vehículos, de las provincias de Madrid, Zaragoza, Burgos y Cuenca comenzaron a realizar su trabajo. Pero era demasiado tarde porque el colapso era total y tenían dificultades para acceder a los puntos conflictivos.
Aún así, los efectivos llegaron al aeropuerto de Barajas y colaboraron en despejar las pistas y permitir que se pudiera abrir el aeródromo, aunque con solo dos pistas. A este lugar desplazaron dos cuñas quitanieves y una dotación de hasta diez efectivos, posteriormente se añadieron dos minicuñas más.
El número de efectivos se incrementó en el día de ayer hasta los 200 militares y 58 vehículos. Después del trabajo realizado, la UME dio ayer por finalizada su intervención, aunque se mantendrá en alerta.
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Comentarios: