Valoración:
Blanco confirma la nueva política trasvasista del Gobierno de Zapatero
EFE José Blanco, durante su intervención de ayer en un mitin ante la militancia alicantina
De trasvases no, a trasvase del Tajo Medio sí. El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, aseguró ayer que la Comunidad Valenciana «tendrá más agua que nunca» gracias al nuevo trasvase que el Gobierno de Zapatero quiere ejecutar desde Extremadura y que en ningún caso estará concluido antes de 2015.
Durante un acto con simpatizantes socialistas celebrado en la sede del Colegio de Médicos de Alicante, Blanco se mostró convencido de que con esta obra se acabarán las reivindicaciones de la Generalitat, que llegó a comparar con el Plan independentista de Ibarretxe.
«Mira que nos han dado el racaraca con el agua», ironizó Blanco en alusión al Ejecutivo de Camps, «casi tanto como Ibarretxe con su Plan para la separación de Euskadi. Pero este Gobierno va a hacer todas las infraestructuras necesarias, que Aznar no fue capaz de hacer en ocho años, para que la Comunidad valenciana tenga más agua que nunca».
En la misma línea, aunque sin citar expresamente el trasvase desde Extremadura, la secretaria general del PSOE de Alicante, Ana Barceló, anunció que el Ejecutivo de Zapatero va a «resolver definitivamente los problemas de agua para lograr el mayor crecimiento demográfico y económico de la historia de Alicante».
El acto también contó con la participación del líder del PSOE alicantino, Roque Moreno, y el secretario general del PSPV, Jorge Alarte.
Pese al entusiasmo con el que Blanco y Barceló lo defendieron, lo cierto es que el hipotético trasvase desde Extremadura de momento es sólo una idea y en ningún caso estaría concluido antes de 2015. Si se llega a ejecutar, sólo suministrará caudal a la provincia de Alicante, pero no al resto de la Comunidad.
«No lo toleraremos»
El PSOE ha lanzado la propuesta para satisfacer a los socialistas de Castilla-La Mancha, que a través de su nuevo Estatuto de Autonomía pretenden derogar el Tajo-Segura en 2015.
Al respecto, el consejero de Medio Ambiente, José Ramón García Antón, advirtió ayer que la Generalitat no va a admitir que se ponga fecha de caducidad al Tajo-Segura «en ningún documento, ni en el Estatuto de Castilla-La Mancha ni en ningún otro».
«Desde el Ejecutivo regional», afirmó, «no vamos a tolerar que la planificación de un río, que depende de muchas Comunidades autónomas, se haga en un Estatuto de Autonomía, es inconstitucional». Sobre el anunciado trasvase desde Extremadura, consideró que en todo caso puede ser «complementario» al Tajo-Segura, pero en ningún caso sustituirlo.
García Antón efectuó estas declaraciones en Alicante, durante la presentación del Plan de reutilización directa de aguas depuradas, que va a suponer una inversión global de 415 millones de euros en la provincia, de los cuales 177 millones corresponden a obras que y se están ejecutando.
Agua depurada para el riego
Según anunció, todos los proyectos estarán en marcha en 2011, lo que permitirá suministrar 120 hectómetros cúbicos de agua depurada «de máxima calidad» a la agricultura. De la inversión total, 88 millones se destinarán a la comarca del Vinalopó-L´Alacantí, 57 a la Marina Alta, 49 a la Vega Baja, 41 a la Marina Baixa y un millón en la cuenca del Serpis.
Las mayores inversiones se centran en balsas de acumulación y regulación, como las actuaciones en Riegos de Levante Margen Izquierda, con 30 millones, las de la Marina Alta, con 40 millones o las de la Marina Baixa, con 39 millones.
García Antón recordó que los socialistas de la Comunidad Valenciana y de Murcia apoyaron en 2005 en las Cortes la nueva Ley del Plan Hidrológico Nacional que derogaba el trasvase del Ebro y ponía fecha de caducidad al Tajo-Segura.
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Comentarios: