ÚLTIMA HORA
El interés del bono español a diez años baja del 2% por primera vez en la historia

ABC.es

Vivir

Ocio

Cine

Valoración:
Actualizado Lunes, 12-01-09 a las 05:08
El destino tenía escrito que Jamal Malik debía alcanzar la última pregunta del popular programa de televisión “¿Quiere ser millonario?” y jugarse veinte millones de rupias, toda una fortuna, a una sola respuesta. También debió de ser el destino, o quizá sólo la casualidad, lo que ha llevado a “Slumdog millionaire”, una película independiente destinada a ser carne de videoclub, a convertirse en todo un fenómeno cinematográfico y situarse a sólo un paso del Oscar.
El film comenzó su andadura en septiembre por el circuito independiente norteamericano y logró revolucionar festivales tan prestigiosos como Telluride o Toronto. Desde entonces, ha sufrido un meteórico ascenso que la ha llevado a situarse en la parte alta de la taquilla, entusiasmar a la crítica y convertirse en una de las grandes películas del año.
“Slumdog millionaire” narra la historia ficticia de Jamal Malik, un joven callejero de Bombay que se presenta al concurso de televisión más popular de la India para que su amor perdido lo vea por televisión. Sin embargo, el iletrado joven logrará, contra todo pronóstico, acertar todas las preguntas formuladas y plantarse a una del gran premio del concurso. Debido a su incultura, será arrestado siendo sospechoso de hacer trampas para llegar tan alto en el programa. Será entonces cuando Jamal deberá explicar cómo sus vivencias y su propia lucha por la supervivencia en las calles de Bombay le hicieron conocer las respuestas a todas las preguntas formuladas.
Pero al igual que el joven protagonista del film, la película tampoco se ha encontrado con un camino fácil hasta alcanzar el éxito. La cinta, en un principio, estaba producida por la Warner Independent, la filial de cine independiente de la Warner Bros. Pero en mayo de este año, la productora anunció el cierre de ésta, por lo que la película comenzó a correr el peligro de quedarse sin estrenar en cines y pasar directamente al videoclub. El estudio de alguna manera sabía que la mejor forma de vender "Slumdog Millonaire" era sentándose y esperar. Pero la espera duró nada más y nada menos que cuatro meses, el tiempo que tardó la Fox Searchlight en formar equipo con la Warner para sacar adelante la película. Fox Searchlight, que ya logró en los dos últimos años éxitos absolutos de taquilla con las también independientes “Pequeña Miss Sunshine” y “Juno”, se comprometía a responsabilizarse de los costes de marketing y distribución.
Una vez salvado el problema, quedaba cómo vender y llevar al éxito una película hablada en parte en idioma hindú, sin estrellas de Hollywood que la protagonicen y ambientada fuera de Estados Unidos. Quizá esta vez la respuesta estaba en la propia película.
Y es que el film ha cautivado por sí solo a la crítica y al público. Danny Boyle, director de la también aplaudida “Trainspotting”, ha logrado según la crítica crear una atmósfera de emociones y una película absolutamente natural y con mucha fuerza. Mezclada sutilmente con el estilo bollywoodiense (con baile incluido en los créditos finales), la película goza de un gran apartado técnico y unas actuaciones sorprendentes, dado que el reparto lo conforman generalmente niños y adolescentes.
La Academia, ante el reto del cambio
El torbellino generado ha sido tal que muchos se preguntan si la Academia de Hollywood podrá hacer caso omiso a todos los éxitos que el film ha acumulado en estos últimos meses. La nominación al Oscar parece asegurada, pero está por ver si la Academia ha sufrido un cambio tan radical como para premiar un film así. En los últimos años, el cine independiente ha ido cobrando fuerza en los Oscar, y gran parte de los títulos que han alcanzado la nominación a mejor película tenían un presupuesto limitado (“Brokeback Mountain,” Buenas noches y buena suerte”, “Juno”, “Pequeña Miss Sunshine”) o trataban un argumento muy alejado de los habituales dramas románticos y aventuras épicas que se solían premiar hasta entonces (las violentas “No country for old men” e “Infiltrados” se alejan mucho de las anteriormente premiadas “Titanic” o “Shakespeare enamorado”, por ejemplo). Muchos ven en “Slumdog millionaire” la oportunidad de confirmar ese cambio. La diatriba parece evidente: sólo la última película de David Fincher, “El curioso caso de Benjamín Button” puede hacer frente a la película indie del año. La pregunta que se formulan cientos de fans y críticos es qué camino tomará la Academia: retrocederá en el tiempo para volver a premiar un film grandilocuente y de línea argumental clásica como la película de Fincher o se dejará imbuir por el espíritu regenerador de “Slumdog millionaire”. Los Globos de Oro, de momento, ya la han situado como la gran favorita.
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios: