Actualizado Sábado, 10-01-09 a las 23:44
Los ataques aéreos y terrestres del Ejército israelí que se llevaron a cabo en las últimas horas en la Franja de Gaza dejó un balance de 801 palestinos muertos desde que comenzó la ofensiva el pasado 27 de diciembre, según los últimos datos ofrecidos por la agencia de noticias palestina Maan.
Los tanques israelíes abrieron fuego contra varias viviendas, entre ellas la casa del periodista palestino Ala Mortijar, quien murió en el ataque. Previamente, las Fuerzas de Defensa Israelíes (IDF, por sus siglas en inglés) agredieron por aire un bloque de viviendas y las instalaciones de un estudio de producción que engloba más de 20 de medios de comunicación y varias agencias.
Poco antes de la medianoche, el director del Servicio de Ambulancias del Ministerio palestino de Sanidad, Muawiyah Hassanain, informó de que la cifra de palestinos muertos víctimas de los ataques israelíes ascendía a 801, mientras el balance de heridos se acerca a los 3. 500.
La última víctima, una mujer identificada como Abu Au'da, murió por las heridas de metralla tras un ataque de las fuerzas israelíes contra su casa, en Beit Hanoun, en el norte de la Franja de Gaza.
Además, tres miembros de una misma familia, la mujer y sus dos hijos, fallecieron en otro bombardeo aéreo lanzado en Al Qarem, también en el norte de Gaza.
Los últimos ataques demolieron otras diez casas, incluida la vivienda del jefe de Policía en Gaza, Abu Obeida Al Jarrah, en el barrio de Sheikh Radwan de la ciudad de Gaza. Además, los aviones de guerra destrozaron la casa de uno de los jefes de seguridad palestinos en el sudeste de Rafá, quien al parecer estaba afiliado al Movimiento para la Resistencia Islámica (Hamás).
Como consecuencia de los ataques israelíes que comenzaron en respueta al lanzamiento de cohetes de los milicianos islámistas, el hospital Al-Aqsa Martyrs recibió esta madrugada nueve cadáveres y 40 heridos, informó la agencia palestina.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...