La ministra reinterpretó la etiqueta de Palacio y sustituyó el vestido largo por «un esmoquin». Doña Letizia repitió modelo por tercer año. No hubo corrillos, para evitar que Zapatero diera ruedas de prensa
Sin corrillos y con pantalones
La etiqueta que rige en la Pascua Militar está bien clara: uniforme de gala para los militares, chaqué para los civiles y vestido largo para las señoras. Sin embargo, la ministra de Defensa, Carme Chacón, se presentó en el Palacio Real con un sencillo y austero traje de chaqueta y pantalón de color negro, y una blusa blanca, que protagonizó todo tipo de comentarios. Eso sí, mucho más maquillada que habitualmente y con el pelo tirante y recogido. Hay quien la justificó porque era su primera Pascua Militar -y la primera con una mujer como ministra de Defensa-, mientras que otros decían que era un guiño a la situación de crisis económica o un gesto de progresismo.
Todo eran especulaciones, hasta que Defensa decidió dar una explicación sobre la polémica indumentaria de la ministra. Según un portavoz del Ministerio, el traje negro «se ajustaba perfectamente a la etiqueta requerida», ya que se trataba de «un esmoquin» que, según Defensa, es el equivalente al vestido largo en señoras.
Es cierto que algunos diseñadores, entre ellos Yves Saint Laurent, han tratado de introducir sin mucho éxito el esmoquin femenino, en sustitución del vestido largo, pero, como se sabe, el esmoquin sólo se debe utilizar en celebraciones a última hora de la tarde o de noche, y la Pascua Militar es por la mañana. Empieza a las doce.
Si el atuendo de la ministra dio que hablar por inapropiado para la ocasión, el de la Princesa de Asturias también fue muy comentado. Y es que las tres veces que Doña Letizia ha acudido a la Pascua Militar lo ha hecho con el mismo modelo: una chaqueta brocada y entallada en color verde caqui claro y una falda larga de seda a juego. Esa misma chaqueta la lució en el mismo acto en el año 2005, pero con otra falda, que era de terciopelo y más oscura. Tras las ausencias en las Pascuas Militares de 2006 y 2007, por las molestias de los embarazos, Doña Letizia reapareció en 2008 con el conjunto que ayer volvió a lucir. Mientras el Rey acudió con el uniforme de gala de capitán general de Tierra, el Príncipe vistió el de capitán de corbeta de la Armada.
Como todos los años, los Reyes ofrecieron, después de los discursos, un vino a los militares invitados. Sin embargo, en esta ocasión y por primera vez en muchos años no se permitió a la prensa quedarse a la recepción. Con esta medida se quiso evitar que en presencia de la Familia Real se hagan declaraciones políticas, pues la Corona está por encima de los partidos. En concreto, se quería evitar que el presidente del Gobierno organizara una rueda de prensa improvisada, como hizo en la Pascua Militar del año pasado. En aquella ocasión y a pesar de los ruegos de Zarzuela, Zapatero compareció ante los periodistas y aprovechó para atacar a la jerarquía de la Iglesia Católica. Aquella fue su última rueda de prensa en el Palacio Real.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...