El reptil, que pasó desapercibido para Darwin en sus expediciones a Galápagos, es el ejemplo más antiguo de diversificación de especies en las islas
La iguana rosada reescribe la teoría de la evolución
Imagen reciente de la iguana rosada residente en las islas Galápagos que el científico Charles Darwin no descubrió durante sus expediciones. / Afp
Actualizado Martes, 06-01-09 a las 16:59
Un tipo de iguana terrestre que Darwin no descubrió durante sus expediciones a las Islas Galápagos constituye, según los científicos, el ejemplo más antiguo de diversificación de especies en Galápagos. Un equipo de investigadores de la Universidad Tor Vergata, en Roma, publica en la edición digital de la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences' sus descubrimientos sobre esta recién identificada especie de iguana ya considerada en extinción.
En su visita a las Galápagos en 1835, Darwin no exploró el Volcán Lobo en la isla Isabela, el único lugar donde habita la iguana rosada, una recién identificada especie de iguana de tierra del género 'Colonophus'.
El análisis genético de la iguana rosada y otras especies de iguanas terrestres realizado por los investigadores muestran que este reptil se originó en las Galápagos hace más de cinco millones de años y que divergió de otras poblaciones de iguanas cuando el archipiélago aún se estaba formando.
Esta antigua divergencia entre las iguanas rosadas y otras iguanas terrestres, anterior a la formación del volcán, proporciona evidencias de una de las más antiguas diversificaciones registradas en el archipiélago. Los autores señalan que esta recién descubierta especie de iguana podría ya encontrarse amenazada y en peligro de extinción.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...