ÚLTIMA HORA
La justicia ordena el desalojo de la casa ocupada por neonazis en Madrid
Valoración:
La crisis crea «Nuevos Pobres» y eleva su porcentaje hasta el 13% de la población
Ocho millones de franceses viven en el límite de la pobreza
Un sin techo en París
¿Cuál es la gran moda de la temporada y las Navidades francesas? Los Nuevos Pobres: cuadros despedidos repentinamente; mujeres solas y abandonadas; pequeños y medianos empresarios asfixiados financieramente; jubilados víctimas de domicilios hipotecados; ancianos sin recursos y sin familia; antiguos nuevos ricos arruinados por la crisis...
La pobreza de masas ha decrecido en Francia en los últimos veinte años. Las estadísticas oficiales calificaban de pobre al 13,5 % de la población en 1996. La cifra habría caído al 11,7 % en 2004.
Sin embargo, han aparecido nuevas formas de pobreza, de difícil clasificación contable. La cifra de los franceses sin domicilio fijo (SDF) ni recursos conocidos oscila entre los 100.000 y los 400.000 franceses pobres de misericordia. Sin embargo, se suele admitir oficialmente que 8 millones de franceses (el 13 % de la población) viven en el «límite de la pobreza». Los primeros fríos de este invierno han recordado prematuramente una tragedia de temporada, que este año desentierra el más penoso de los procesos sociales de las últimas décadas: los Nuevos Pobres.
En 1983, el semanario socialdemócrata lanzó el «movimiento» de los Nuevos Pobres, para nombrar las nuevas formas de pobreza en la Francia en bancarrota de François Mitterrand. Veinticinco años más tarde, la Francia que intenta salir de la crisis y dos o tres décadas de decadencia, con Nicolas Sarkozy, descubre horrorizada el mismo proceso: la aparición de nuevas e inquietantes formas de pobreza, bien repertoriadas por todas las instituciones de socorro social de urgencia.
El «Secours Populaire» (SP) presta asistencia de urgencia a hombres y mujeres víctimas de la pobreza absoluta, sin techo donde caerse muertos, sin recursos para comer. Christophe Auxerre, que dirige la antena parisina del SP, comenta: «El año pasado prestamos socorro de urgencia a unas 24.000 personas. Este otoño, ya hemos pasado la cifra de las 40.000 personas que han llamado a nuestras puertas, pidiendo socorro inmediato».
Pobreza repentina
¿Se diferencian de alguna manera los nuevos pobres de los pobres de misericordia? Sí. Christophe Auxerre lo percibe de manera muy clara: «Desde hace semanas tenemos que atender una avalancha de nuevos pobres: mujeres solas, con hijos de corta edad, abandonadas y en el paro; pequeños y medianos empresarios que se han visto forzados a cerrar sus pequeños negocios, jubilados que no han podido vender la casa o el piso que pensaban vender para comprarse la casa donde pensaban pasar el fin de sus días».
La crisis precipita en la pobreza absoluta, repentinamente, a hombres y mujeres que habían creído en un futuro mejor hace apenas tres meses. En el Monte de Piedad de París, François Ainsbourg, responsable de micro créditos, percibe un movimiento sin precedentes, desde hacía muchos años: «Gente que vivía con cierta holgura descubre que no tiene recursos para seguir tirando. Si son propietarios, no consiguen vender su casa, que puede estar hipotecada. Y se ven forzados a vender lo que pueden: joyas de familia, viejos recuerdos, que tienen muy mala venta. Pero aseguran un fin de mes».
Una institución de socorro especializado, «SOS Entreprises» (SOS Empresas), percibe un movimiento semejante: «Según nuestras últimas estadísticas, en París y provincias -declara un resposable- ha crecido en un 30 % el número de pequeñas y medianas empresas que se ven forzadas a cerrar, dejando a sus dirigentes a la merced del socorro público».
Oficialmente, el 90% de los franceses no pueden comprarse un piso o una casa propia. Y cerca de medio millón sufren para pagar la hipoteca. Entre los 150.000 hogares que han pedido un crédito con el que financiar la entrada a un nuevo domicilio, tras la venta de la casa o piso donde viven, son una gran mayoría los que están cogidos en una pinza peligrosa: deben pagar dos hipotecas, sin poder vender o realizar el piso o casa que debía financiar la nueva compra.
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios: