Publicado Lunes, 24-11-08 a las 04:36
¿Está la tele de capa caída? Banda ancha, fibra óptica, satélite o TDT arrinconan a la «pequeña pantalla» y ya no es lo primero que encendemos al llegar a casa.
Los grabadores digitales de vídeo (DVR en sus siglas en inglés) están cambiando la forma tradicional de consumir televisión. Ya no importa tanto estar a las diez en casa para no perder la emisión de una serie, un partido de televisión o el inicio de una película.
La función de doble sintonizador permite ver un programa mientras se graba otro, o visionar desde el principio algo que empezó hace una hora. Es la revolución. No hay horarios para nuestro programa favorito y la publicidad sólo es una escena intercalada que puede saltarse de golpe con sólo pulsar un botón. Así lo demuestra el informe GEMO —Global entertainment and Media Outlook— elaborado desde hace 9 años por PriceWaterHouseCooper.
El análisis de los datos ha permitido concluir que en Estados Unidos los contenidos más exitosos de la televisión registran en muchas ocasiones mayores audiencias a posteriori que en vivo. El esquema podría repetirse en España, aunque el mercado de nuestro país se caracteriza por ser uno con los mayores índices de descargas por internet.
Series en la red
Otro de los aspectos que incidirán en el menor consumo de televisión tradicional es la generalización de páginas web que permiten disfrutar de series o películas «on line». El ancho de banda ha provocado la proliferación de sitios que cuelgan en la red capítulos enteros, con idioma a elegir y sin publicidad, una semana después de su emisión en abierto. Servicios como el de «surfthechannel», «seriesyonkis» o «megavideo» arrasan entre los usuarios en lo que supone una total convergencia de la tele e internet.
En España Antena 3 ofrece los capítulos de su serie estrella «El internado» un día antes de su emisión en abierto. La acogida de esta iniciativa ha sido espectacular. TVE también se suma a las nuevas tecnologías y desde la semana pasada cuelga cada viernes un nuevo capítulo de «Guante Blanco» en exclusiva. Esto le permite ofrecer a los seguidores contenidos exclusivo como escenas eliminadas, tomas falsas y concursos.
En el otro lado de la balanza, Mobuzz, el primer canal de televisión en la red con contenidos propios naufraga por falta de fondos. La moraleja, al menos de momento, es que el éxito está orientado a ver los programas de siempre en formatos distintos. Queremos decidir cómo, cuándo y dónde verlos.
A esto hay que sumarle la crisis, que se extiende a todos los ámbitos de nuestra vida. El informe de PriceWaterHouseCooper afirma que en general los usuarios buscan cada vez más un ocio barato. En esto los españoles tenemos mucho que decir. El top manta y las descargas de internet siguen siendo punta de lanza del ocio patrio.
Las más perjudicadas: las televisiones comerciales en abierto. Los principales usuarios del sistema: los jóvenes, uno de los segmentos de población más atractivos para los anunciantes.
Ipods de pantalla gigante, consolas portátiles con acceso a internet, y teléfonos listos para 3G. Los fabricantes van un paso por delante, pero las operadoras no parecen pillar la indirecta. Lo que era una tecnología puntera ha ido poco a poco bajando el ritmo y su implantación se ralentiza por momentos.
Así y todo ver la tele en dispositivos móviles es un hecho. Eventos deportivos, canales interactivos e incluso series fabricadas exclusivamente para el formato de bolsillo provocarán en los próximos años que este sea uno de los sistemas de ocio con mayor crecimiento. El informe de PwC prevé que el segmento de la televisión móvil aumente a nivel mundial un 115% anual.
El futuro, en la TDT
La supervivencia de la tele, tal y como la conocemos hoy, tiene una tabla de salvación y no es otra que la Televisión Digital Terrestre —TDT—. El paso de analógico a digital tiene unas ventajas que no sólo se limitan a una mayor calidad de la imagen, también ofrecen nuevos servicios como teleasistencia, juegos...
Así y todo la televisión convencional marcó en septiembre un nuevo mínimo histórico: 61,4%, tres décimas menos que en agosto, según el último informe «Impulsa TDT», que señala como única responsable a la televisión digital.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Facebook ABC.es