Blanco defiende a Touriño y asegura que los políticos en España ganan poco
Miércoles, 29-10-08
El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, salió ayer en defensa de los políticos españoles en general -ganan menos que en resto de Europa, dijo- y del presidente de la Xunta de Galicia, Emilio Pérez Touriño, en particular. Touriño está siendo fuertemente criticado por gastarse casi dos millones de euros en remodelar tres plantas del edificio de Presidencia del Gobierno gallego, una acusación que Blanco calificó de «falsa» y proveniente del PP gallego. Además, recordó, cuando gobernaba Manuel Fraga, éste se gastó diez millones de euros en construirse una residencia oficial.
En declaraciones a Telecinco, José Blanco, quien aclaró que el Gobierno de Touriño realizó la polémica obra en Presidencia en el año 2005, dijo que «el PP en Galicia no tiene discurso y va a perder las elecciones», y por ello «trata de desviar la atención» con temas como ese. El número dos del PSOE contraatacó acusando a los populares de haber desviado dinero en el proyecto de la Ciudad de la Cultura, también cuando Fraga gobernaba en la Xunta. Hay un informe «demoledor» del Tribunal de Cuentas, comentó. A pesar de estas palabras, el dirigente socialista pidió a todas las administraciones que sigan el ejemplo de «extremar la austeridad» que está ofreciendo el Ejecutivo central, no subiéndose sueldos de los altos cargos y no aumentando gasto corriente en los presupuestos.
En relación con las críticas que está recibiendo el presidente del Parlamento catalán, Ernest Benach, de ERC, el vicesecretario general de los socialistas percibe cierta «demagogia»porque, recordó, en España «los cargos públicos desgraciadamente tienen que llevar coches blindados» por la amenaza del terrorismo etarra. También subrayó que en España los sueldos de los políticos son más bajos que en otros países.
Contener el gasto
Por su parte, Ignacio González, vicepresidente de la Comunidad de Madrid, afirmó sobre la reforma millonaria del despacho de Touriño que «en estos tiempos, los políticos estamos obligados a hacer una racionalización del gasto. Esos gastos no están nunca justificados. Hay que administrar el dinero con discreción y, sobre todo, priorizando las necesidades de los ciudadanos. No creo que gastarse dos millones en reformar un despacho sea una prioridad. La verdad es que no ha sido muy oportuno, para los tiempos que corren. No me parece nada bien».
«Campaña de linchamiento»
Un día después de pedir perdón y de retirar los extras -televisión, mesa y reposapiés- de su coche oficial tras la denuncia de ABC, el presidente del Parlamento de Cataluña, Ernest Benach, aprovechó ayer la plataforma de la televisión pública catalana para presentarse como víctima de una campaña orquestada por «la derecha españolista». Visiblemente incómodo, aseguró que tiene la «conciencia muy tranquila» y que duerme «muy bien» porque los extras no eran «un capricho o un lujo, sino un elemento de trabajo». Una afirmación que se contradice con la decisión de desmontar ahora los extras -otra factura a cargo de las arcas autonómicas- para atajar la polémica por el «tuneado» de su vehículo oficial.
Benach lamentó que los partidos utilicen las instituciones en su batalla política porque hacen «daño al país», aunque admitió que este tipo de polémicas «forman parte del juego político, pero a veces nos tendríamos que replantear todos que determinados temas se pudieran hablar con cierta tranquilidad y discreción».
Mientras Benach aparecía en televisión, el presidente de ERC, Joan Puigcercós, prometía un «código de buena prácticas» para los cargos públicos de su partido. El líder republicano denunció una «campaña de linchamiento» contra ERC y contra Benach. «A veces parece que el presidente del Parlament tenga que ir en autoestop», concluyó.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...