Los sindicatos creen que la directiva de las 65 horas es «una bestialidad»
La directiva europea que pretende ampliar de 48 a 65 las horas semanales laborales continúa levantando ampollas en el seno de la sociedad isleña. Por este motivo, Intersindical Canaria (IC) y el Frente Sindical Obrero de Canarias (FSOC) anunciaron ayer movilizaciones y reclamaron que el Gobierno regional rechace un documento que «radicalizará las ya de por sí graves cifras del paro y aumentará la siniestralidad laboral, puesto que crecerá la fatiga en los trabajadores y con ella el número de accidentes».
Antonio Sardá, miembro del secretariado nacional de Intersindical Canaria, aseguró que la directiva que maneja el Parlamento Europeo es «una bestialidad» y supone un retroceso en los derechos de los trabajadores «de casi un siglo». A juicio de Rubén Alemán, secretario de Comunicación del FSOC, «se trata de hacer más ricos a los ricos y empobrecer a los trabajadores». Mal parado queda también el papel de la mujer trabajadora, que se verá perjudicado ya que «no podrán compaginar su vida profesional con la familiar».
Por otro lado, ambos sindicatos clamaron contra la directiva de retorno, que prevé el internamiento de inmigrantes irregulares hasta 18 meses en centros de la Unión Europea antes de ser expulsados. IC y FSOC cargaron igualmente contra otra iniciativa de los Veintisiete, la «Tarjeta Azul», que limita la entrada a la Unión Europea a inmigrantes cualificados.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...