Viernes, 26-09-08
A pesar de que en los últimos años se han intensificado los esfuerzos internacionales para combatir el cambio climático, los datos de la evolución de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) dibujan una realidad bien diferente. «The global carbon project», una iniciativa de diferentes instituciones científicas para afianzar el conocimiento existente sobre el cambio climático, ha enviado a Naciones Unidas los últimos datos, referidos a 2007, de emisiones contaminantes a la atmósfera. Éstas han crecido rápidamente en 2007, siendo los países en desarrollo como China y la India los causantes de más de la mitad. Por tanto, por primera vez, son las naciones en desarrollo y no las ricas las que más cantidad emiten a la atmósfera.
Según las conclusiones del informe de Carbon Project, la concentración de CO2 en la atmósfera alcanzó en 2007 las 383 partes por millón (ppm), un 37% por encima de la que había al comienzo de la revolución industrial (280 ppm en 1750). El crecimiento medio anual en los últimos veinte años ha sido de 1,5 ppm, aunque en 2007 esta cifra subió a 2,2, por encima también del 2 de media en el periodo 2000 y 2007.
Sin precedentes
Estos datos revelan que el aumento de las emisiones antropogénicas se está produciendo cuatro veces más deprisa desde el año 2000 que en la década anterior. Pep Canadell, director ejecutivo del «Global Carbon Project», dijo durante la presentación ayer de este informe en Washington, que «esta revisión de los datos demuestra que la aceleración tanto de las emisiones de CO2 como de su acumulación en la atmósfera no tienen precedentes».
Tanto es así que el crecimiento de las emisiones en el periodo 2000-2007 es peor que el escenario más desarrollista (basado en la quema de combustibles fósiles) planteado por los científicos del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC), según se indica en el estudio.
Esta aceleración en el crecimiento de las emisiones significa que el planeta puede calentarse más también antes de lo que indicaban las predicciones, según explica el profesor Barry Brook, director del Instituto de Investigación del Cambio Climático y la Sostenibilidad de la Universidad de Adelaida (Australia). De seguir este ritmo, Brook advierte de que la concentración de CO2 podrían alcanzar las 450 partes por millón (2ºC de aumento) en 2030 en vez de en 2040 como apuntan las predicciones.
Pero además del ritmo es muy importante conocer cuáles son los países que más han contribuido a esta nueva situación. Ya hemos dicho que China y la India acaparan más de la mitad de las emisiones. China superó a Estados Unidos como el mayor emisor del mundo en 2006, y la India superará pronto a Rusia en el tercer puesto. No obstante, y desde una perspectiva histórica, los países en desarrollo, con el 80% de la población mundial, son sólo responsables del 20% de las emisiones acumuladas desde 1751. A pesar de que la responsabilidad histórica es de los países ricos, hay que estar muy pendientes de cuáles van a ser sus movimientos en el futuro, si no queremos que los escenarios planteados por el IPCC queden muy pronto obsoletos.
Influencia de la crisis
La situación de crisis económica mundial que se está viviendo debería favorecer una contención de las emisiones, «pero sólo si los grandes actores, China, la India, Rusia y Japón sufren tanto o más que Estados Unidos», dice Canadell.
Además de la quema de combustibles fósiles también han contribuido a este incremento los cambios en el uso de la tierra, con una emisión neta de 1,5 petagramos de CO2 (un petagramo es igual a mil millones de toneladas). Ésta es la diferencia entre las emisiones provocadas por la deforestación y el CO2 que la reforestación ha logrado absorber. Se calcula que entre 1850 y 2007 el cambio de uso del suelo fue responsable de la emisión de 160 petagramos de CO2.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...