Últ. actualización
Viernes, 22-08-08
Sólo un accidente tan grave como el del miércoles ha sido capaz de aunar los esfuerzos del Gobierno y de la Comunidad de Madrid, así como del Ayuntamiento, para ofrecer a los familiares un acto en recuerdo de las víctimas, que tendrá lugar la próxima semana.
La vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, compareció en rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa tras la reunión del gabinete de crisis convocada por el presidente del Gobierno. A la misma acudieron además, los titulares de Interior, Sanidad, Fomento y Justicia para hacer un seguimiento de las labores que corresponden a cada ministerio.
De la Vega afirmó que desde hoy hasta al domingo se han convocado tres días de luto oficial y que el Ejecutivo se sumará al funeral de estado convocado por el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, que tendrá lugar la próxima semana. Además la vicepresidenta añadió que se mantiene también en contacto con el presidente autonómico de Canarias, porque buena parte de las víctimas residía en esa Comunidad y es probable que allí se celebren distintos actos en honor a los fallecidos en la catástrofe.
Con el rostro triste y serio De la Vega compareció ante los medios para informar de las labores efectuadas en las últimas horas, que no dudó en calificar como «de mucho dolor y de consternación absoluta». «Nuestra prioridad ahora es la atención a las victimas y a sus familias», continuó.
En este sentido, el gabinete de crisis acordó la creación de una Oficina de Atención a las Víctimas que dependerá de la Dirección General de Protección Civil. Además el Ministerio del Interior trabaja estrechamente con el de Fomento para ayudar a los familiares en el traslado de los cuerpos a su lugar de origen.
Coordinación a tres bandas
El terrible accidente de Barajas ha unido a las tres administraciones (del Estado, la autonómica y la local) en Madrid, enfrentadas en otras ocasiones, pero que ahora están trabajando codo con codo en la coordinación del operativo integrado por más de 3.000 personas que actúa en tres frentes: salvar a los heridos, identificar las víctimas y dar apoyo a las familias.
De la Vega habló personalmente con la presidenta de la Comunidad y con Alberto Ruiz Gallardón para «facilitarles la ayuda que estimaran oportuna». La vicepresidenta agradeció la labor de todo el personal del operativo que «esta funcionando a pleno rendimiento y realizando un buen trabajo en un momento tan difícil».
Con respecto a la investigación De la Vega insistió en que el compromiso del Gobierno «es total y que se puede tener la seguridad de que se van a conocer cómo y por qué se produjo el accidente».
Sin embargo, no quiso desvelar ningún detalle alegando razones de «prudencia», y añadió que se aportarán datos en la medida en lo que sea posible, pero también matizó que la investigación está bajo control judicial y advirtió que «habrá que esperar un poquito para conocer todas las causas» aunque consideró «legítimo» que todo el mundo quiera conocer cuanto antes lo ocurrido.
Durante la reunión del Gabinete de Crisis también intervinieron los ministros del Interior, para informar de los trabajos que continúan realizando las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado; el de Sanidad, sobre la evolución de los heridos y el de Justicia, que ha facilitado información sobre la coordinación que se está llevando a cabo por parte de todas las comunidades autónomas en relación a la participación de los equipos forenses y los institutos de toxicología implicados en la realización de las pruebas de ADN.
Respecto a la identificación de los 153 cadáveres, ha señalado que el sistema dactilar se puede hacer a un total de 61 personas y que hasta las 21.00 horas ya se había practicado a 49 de ellas. Los cadáveres de quince personas han sido ya entregados a sus familiares y el resto se prevé que se haga en el menor tiempo posible, aunque haya que «hacer turnos rotativos», según apuntó la vicepresidenta.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...