ÚLTIMA HORA
El empresario David Marjaliza se niega a declarar y la Fiscalía pide prisión para él
Valoración:
Actualizado Martes, 05-08-08 a las 12:14
El pasado jueves, al anunciar a bombo y platillo que la Phoenix había «tocado» agua en Marte, la NASA se guardó un as en la manga. Un descubrimiento lo suficientemente importante como para alertar de inmediato a la Casa Blanca. Y lo suficientemente delicado como para mantenerlo, por el momento, fuera del alcance de los periodistas. Una actitud de secretismo decididamente anómala en una misión que se había caracterizado hasta ahora por una absoluta transparencia informativa, incluso a la hora de airear problemas técnicos y de funcionamiento de los diferentes instrumentos de la nave.
Los rumores sobre un gran hallazgo aún no revelado, algo mucho mayor que la esperada presencia de agua, se desataron tras la filtración, por parte de científicos de la propia misión, de un próximo anuncio (que podría producirse a mediados de este mes o a principios de septiembre), relacionado con la presencia de vida en el planeta rojo. En declaraciones anónimas a la revista especializada «Aviation Week & Space Technology», los investigadores aseguran que los nuevos datos no indican el descubrimiento directo de vida pasada o presente en Marte, sino que están relacionados, más bien, con la «habitabilidad» del planeta, es decir, con el potencial para albergar vida de la zona ártica donde la Phoenix aterrizó el pasado mes de mayo.
Datos «provocativos»
Según las mismas fuentes, los datos no revelados son «provocativos» y mucho más complejos de los que se manejaron el pasado 31 de julio. Para garantizar el secreto, la agencia espacial norteamericana dejó deliberadamente fuera de la rueda de prensa del jueves al equipo científico responsable del MECA (el instrumento que analiza la «química húmeda» de Marte), evitando así cualquier pregunta cuya respuesta pudiera comprometer información antes de que la NASA esté preparada para realizar el anuncio oficialmente.
La oficina del asesor presidencial de temas científicos de la Casa Blanca, sin embargo, ha sido puntualmente informada de los nuevos hallazgos. Bush y la propia NASA deberán decidir ahora si se hacen públicos en los próximos días o si se espera, por el contrario, hasta primeros de septiembre, para permitir a la Phoenix realizar nuevos análisis del suelo marciano.
Desde el principio de la misión, el equipo de la Phoenix había advertido que ninguno de los dos intrumentos principales, TEGA, un laboratorio para análisis de química orgánica, y MECA, que estudia la «química húmeda» del suelo, estaban preparados para detectar signos de vida (ya fuera presente o pasada) en Marte. Sin embargo, los dos microscopios de MECA sí que tienen la resolución suficiente para detectar organismos, por ejemplo, del tamaño de una bacteria. Fue precisamente este instrumento el que mostró la gran similitud que existe entre el suelo marciano y el de la Tierra. Puede que ahora revele que la vida es posible también allí.
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios: